Nacional

La Guardia Civil detiene en Irún a un etarra del "complejo Donosti"

Harkaitz Melchor Hoces, de 24 años, ya fue arrestado en 1996 cuando era miembro de un "grupo Y" de apoyo a ETA. Los agentes estudian ahora si el detenido guarda relación con el atentado en Leiza, donde fue asesinado el cabo de la Guardia Civil Juan Carlos Beiro.

COLPISA, Madrid
16/oct/02 19:30 PM
Edición impresa

Efectivos de la Guardia Civil detuvieron en la mañana de ayer en una carretera de la ciudad guipuzcoana de Irún a Harkaitz Melchor Hoces, supuesto miembro "liberado" (fichado) de uno los dos comandos del "complejo Donosti de ETA desarticulados a finales de septiembre.

El supuesto activista, donostiarra de 24 años, fue interceptado muy cerca de la frontera francesa de B ehobia, en la carretera N-121 que une las provincias de Guipúzcoa y Navarra. Acto seguido, los funcionarios, en presencia del arrestado, procedieron al registro de su domicilio en la calle Segundo Izpizua del donostiarra barrio de Gros. Luego, pasadas las 15.00, Harkaitz Melchor fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil en San Sebastián y de allí a la Dirección General del cuerpo armado en Madrid para su posterior interrogatorio.

Fuentes de la investigación relacionan directamente a Melchor Hoces con Oihane Bakedano, jefa de uno de los dos "taldes" de ETA en Guipúzcoa que cayeron a manos de la Guardia Civil en la operación antiterrorista desarrollada en esta provincia entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre. En aquel dispositivo fueron arrestadas siete personas.

Bakedano y su lugarteniente, Aizeti Fernández Zabala, guardaban en el pueblo vizcaíno de Gatika un verdadero arsenal compuesto por 60 kilos de explosivos, tres pistolas de nueve milímetros "parabellum", 200 cartuchos, cuatro granadas anticarro, temporizadores, detonadores, mandos para activar artefactos, mecanismos electrónicos para confeccionar bombas y placas de matrícula de la "Ertzaintza".

Investigación

Fue la propia Oihane Bakedano quien facilitó a las fuerzas de Seguridad la identidad de Melchor Hoces como miembro "liberado" del comando desmantelado. Los agentes investigan ahora si el detenido guarda relación con el atentado con una pancarta-bomba en Leiza (Navarra) que el pasado septiembre costó la vida al cabo de la Guardia Civil Juan Carlos Beiro.

Este activista ya había sido detenido el 22 de octubre de 1996 en su domicilio de San Sebastián por pertenecer a un activo "grupo Y" de apoyo a ETA entre finales de 1994 y 1996.

Fue el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón quien ordenó entonces a la Policía Nacional su captura, junto a Jon Zaldúa, Eneko Orueta y Cándido Sagarzazu. Todos ellos estaban acusados de haber participado en 49 actos de "kale borroka" en San Sebastián, entre ellos 17 ataques a autobuses, 14 enfrentamientos y agresiones a la Ertzaintza y la Policía Municipal, la quema de cuatro cabinas telefónicas, siete ataques a sucursales bancarias y la destrucción de doce vehículos.

Garzón ordenó su ingresó en prisión. El 30 de julio de 1997 Melchor Hoces salió de la cárcel Alcalá-Meco (Madrid) bajo fianza de 250.000 pesetas.