Vivir
LO ÚLTIMO:
Denuncian a una empresa de buceo por múltiples infracciones de seguridad leer

El ICM critica una sentencia sobre custodia de hijos

El Instituto Canario de la Mujer cuestiona una decisión judicial que otorga la custodia de dos niños a un padre condenado por lesiones con el argumento de que la madre trabaja en turnos rotatorios.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
16/oct/02 19:30 PM
Edición impresa

La directora del Instituto Canario de la Mujer (ICM), Rosa Dávila, afirmó ayer que hay sentencias que ponen difícil a las mujeres salir de la violencia, y añadió que en esos casos hay que criticar las decisiones judiciales, aunque sea con respeto.

Rosa Dávila se refirió de este modo a una sentencia por la que se otorga la custodia de dos menores a un padre condenado por lesiones a la madre y a la abuela de los niños, y en la que la jueza atribuyó al padre la guardia y custodia de los menores con el argumento de que la madre trabaja en turnos rotatorios.

La sentencia ha sido recurrida y ayer miembros del Foro contra la Violencia de Género entregaron al juez decano, en el Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife, 5.071 firmas en contra de ella.

La directora del Instituto Canario de la Mujer indicó que la sentencia se apoya en el hecho de que la mujer tiene que trabajar en turnos rotatorios dos noches al mes, y recordó que muchos trabajos requieren de turnos rotatorios, entre ellos de juezas, a las que, señaló, nadie puede cuestionar que lleve bien su familia.

Además, añadió Rosa Dávila, se ha dado la guardia y custodia de los menores a un hombre condenado por maltratador. Rosa Dávila también declaró que "la mujer estuvo hospitalizada durante veinte días al sufrir un parto prematuro tras recibir una paliza".

La directora del Instituto Canario de la Mujer hizo una llamada de atención a la Administración de Justicia para que apoye a las mujeres que quieren salir de una situación de violencia, algo que no lograrán con sentencias como la citada, agregó.

Por su parte, el Foro Contra la Violencia de Género de Tenerife ha calificado de "indignante y discriminatorio" que se otorgue la guardia de los niños a un "maltratador" así como el argumento de que el trabajo de la madre le impide cuidar de los niños, lo que, en su opinión, es "preocupante" porque sería sentar un precedente "peligroso para la situación laboral de las mujeres".