Vivir

El Gobierno halla un "mecanismo excepcional" para firmar el convenio de salud mental

Los consejeros de Sanidad y Asuntos Sociales comunicaron ayer a una representación de familiares de enfermos mentales de la Isla que han sido autorizados por el presidente del Gobierno para firmar el convenio del PIRP, aunque las subvenciones están aún en trámite de justificación.

EL DÍA, S/C de Tenerife
18/oct/02 19:31 PM
Edición impresa

El convenio del Plan Isular de Rehabilitación Psicosocial (PIRP), por el que se dotará de centros de día y talleres ocupacionales a los enfermos mentales de Tenerife, se firmará el primer día de la próxima semana en el que los responsables del Cabildo y de las Consejerías de Sanidad y Asuntos Sociales encuentren un "hueco en su agenda", tras habilitarse por el Ejecutivo regional un "mecanismo excepcional" que permitirá ratificar el documento mientras la Corporación Insular justifica cuatro subvenciones obtenidas de la Comunidad Autónoma.

Así lo anunciaron ayer a EL DÍA los titulares de Sanidad, Rafael Díaz, y de Asuntos Sociales, Marcial Morales, tras la reunión mantenida con representantes de las asociaciones de familiares de enfermos mentales de la Isla en la Dirección de Área de Salud de Tenerife, en la que estuvieron presentes varios miembros del Consejo Insular de Rehabilitación Psicosocial y Acción Comunitaria.

Según explicó Marcial Morales, el problema se desbloqueó en el Consejo de Gobierno del miércoles, en el que el presidente el Ejecutivo, Román Rodríguez, autorizó a los dos consejeros a firmar el convenio del PIRP tras la decisión de aplicar un mecanismo alternativo que, sujeto a la legalidad, permite dar este paso mientras el Cabildo tinerfeño tramita las justificaciones.

El titular de Asuntos Sociales aseguró, en relación a este requisito, que "es insalvable", a lo que el consejero de Sanidad dijo que "de esta manera, el Gobierno manifiesta su voluntad de desbloquear este asunto, aunque desde el punto de vista administrativo hay que encauzarlo adecuadamente", señaló.

En cuanto al enfrentamiento entre la Dirección General de Servicios Sociales y el Cabildo de Tenerife por la falta de justificación de cinco subvenciones, Morales declaró que las manifestaciones "no han sido afortunadas" y lo "triste" es que se ha dado la impresión de que "estamos a la bronca cuando nos estamos entendiendo".

Fernando Sánchez, en representación de las asociaciones de familiares, se mostró "prudentemente satisfecho" por el resultado de la reunión.