Tenerife Norte

Una "romería" contestataria

Unas 1.300 personas clamaron ayer por las vías del casco orotavense contra las obras de La Marzagana, pidieron la dimisión del alcalde y reivindicaron un desarrollo distinto y sostenible.

EL DÍA, La Orotava
20/oct/02 18:30 PM
Edición impresa

No salieron de San Francisco, como dice el cantar romero, sino de El Calvario. Cambiaron las carretas, los trajes típicos, la comida canaria y el folclore por múltiples pancartas, proclamas contra el gobierno orotavense y la promesa de que harán todo lo posible para evitar las 300 nuevas casas previstas para La Marzagana, en La Perdoma. Unas 1.300 personas, la mayoría vecinos del municipio, participaron ayer en una manifestación histórica y exitosa contra CC, en defensa de El Bosquito y por un desarrollo sostenible. El casco villero vivió imágenes inéditas en una especie de romería ecológica que prueba el hartazgo de parte de la población por el crecimiento urbanístico en la Isla.

En sentido inverso a la célebre romería de San Isidro, los manifestantes clamaron contra una urbanización que, a su juicio, desvirtuará el área recreativa de El Bosquito. Pidieron la dimisión del alcalde y criticaron con dureza la política urbanística de CC.

La Policía Local cifró la participación en unas 1.200 personas, la Guardia Civil la bajó hasta el millar y la Comisión Ciudadana convocante la elevó a 1.500, aunque cree innegable el éxito alcanzado y confía en que haga recapacitar a CC y la empresa Gestur, que construye desde hace semanas las polémicas viviendas.

Tanto José Manuel Hernández, portavoz de IPO-LV; como Sebastián Estévez, candidato del PSOE local, y Carmen Leyes, cabeza de lista del PP en 2003, resaltaron la importancia de una protesta de este calibre en un pueblo como La Orotava, en el que ATI-CC gobierna con una holgada mayoría de quince ediles sobre un total de 21.

Al grito de "Ahí está la cueva de Alí Babá", la marcha llegó a la plaza consistorial, en donde se leyó un manifiesto suscrito por la oposición y la quincena de grupos vecinales, ecologistas, culturales y juveniles que integran la plataforma. El texto aludía a la sabiduría india y a su idea de que la naturaleza no le pertenece al hombre, sino al revés.

Frente a este éxito de la convocatoria, el concejal de Urbanismo orotavense, Juan Jesús Martín, reiteró el pasado viernes a EL DÍA que el gobierno local, con independencia de lo que ocurriera en la protesta, cree irreversible la situación por la "falta de flexibilidad" de la plataforma.