Santa Cruz de Tenerife

Zona Rambla se ve obligada a buscar seguridad privada por falta de vigilancia

Los comerciantes han sido objeto de actos vandálicos, sobre todo, desde que la rambla de Pulido se cerró, porque los policías "ya no frecuentan la zona como antes para multar los vehículos en doble fila", señalan.

DORY MERINO, S/C de Tenerife
20/oct/02 19:32 PM
Edición impresa

Zona Rambla está estudiando la posibilidad de contratar seguridad privada para vigilar los comercios del entorno de la rambla de Pulido, de cara a la campaña de Navidad, debido, sobre todo, a que en los últimos meses han sido objeto de actos vandálicos, "porque los efectivos de la Policía Local ya no frecuentan tanto la calle como antes, cuando acudían con frecuencia para multar los vehículos en doble fila", tal y como aseguró a EL DÍA el presidente de Zona Rambla, Constantino Rizópoulos.

Por este motivo, los comerciantes se han visto obligados a garantizar la seguridad de los ciudadanos para que acudan con tranquilidad a los negocios de Zona Rambla a realizar sus compras, "como ha sucedido siempre en este entorno", señaló el presidente de la entidad.

Los comerciantes han detectado un incremento del vandalismo en las últimas semanas y quieren salir al paso mediante la contratación de "seguritas" que hagan la ronda por todos los negocios.

En este sentido, Rizópoulos explicó que la entidad que preside ya ha iniciado los trámites burocráticos para solicitar permiso a la Subdelegación del Gobierno.

Además, también se ha puesto en contacto con distintas empresas que prestan estos servicios para estudiar la forma más adecuada de llevarlos a cabo.

Iniciativa pionera

Esta iniciativa es pionera porque no es frecuente que se contraten los servicios de seguridad para varios establecimientos y para la vía pública que los aglutina.

No obstante, Rizópoulos aseguró que la Policía Local actuó con rapidez para detener al atracador que había intimidado a los empleados de varios comercios de la rambla de Pulido en los últimos días.

Pese a todo, indicó que los comercios desean ofrecer toda la seguridad posible a sus clientes y no escatimarán esfuerzos para conseguirlo, teniendo en cuenta que está próxima la campaña de Navidad, en la que se incrementan las compras.

Con esta iniciativa, Zona Rambla desea transmitir a los ciudadanos que los negocios de este sector se preparan para que los vecinos acudan con tranquilidad a los comercios sabiendo que están vigilados por profesionales.

Además, Rizópoulos manifestó su satisfacción por la apertura de la calle, después de que un importante tramo estuviera cerrado al tráfico desde el pasado mes de abril, lo que ha originado serias pérdidas en el sector comercial.

Adelantó que se están preparando con ilusión para la campaña de Navidad, donde se encuadra la iniciativa que están estudiando, con el fin de recuperar un poco las pérdidas del año, consecuencia de la disminución del tránsito por el cierre de la vía debido al apuntalamiento del edificio Alsaca, con la estructura seriamente dañada.