Sucesos

Un camarero de un pub de La Laguna, herido grave de dos disparos de pistola

La víctima había mantenido horas antes un discusión con sus agresores, uno de los cuales utilizó un arma, al parecer, una pistola del calíbre 9 milímetros Parabéllum con la que llegó a efectuar cuatro disparos, alcanzando en una pierna y el costado al herido.

EL DÍA, S/C de Tenerife
22/oct/02 9:50 AM
Edición impresa

Un hombre de 29 años, portero de un pub situado en el municipio de La Laguna, concretamente en la zona del "Cuadrilátero" resultó herido de carácter grave por disparos de arma de fuego, en la madrugada de ayer, informaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.

El suceso ocurrió sobre las 02:45 horas en la plaza Víctor Zurita de La Laguna cuando el herido, identificado como José Ramón C.B., se dirigía a unos contenedores de basura cercanos y de repente recibió dos impactos de bala, que le afectaron a una pierna y a la cadera.

Las fuentes policiales indicaron que por ahora se desconoce quién es el autor de los disparos, y añadieron que miembros del Módulo Integral de Proximidad - Uno del CNP de la Comisaría de La Laguna se han hecho cargo de las investigaciones.

El herido, cuyo pronóstico es de carácter grave, fue trasladado en una ambulancia medicalizada al Hospital Universitario de Canarias, tras ser atendido por varios camareros de otros establecimientos.

Al lugar se trasladaron efectivos de la Policía Local de Aguere y miembros del CNP que recogieron cuatro casquillos correspondientes al calíbre 9 milímetros parabellum, munición habitualmente empleada por los miembros de las fuerzas del Orden y del Ejército. No obstante, las fuentes consultadas no descartaron ninguna hipótesis.

Fuentes cercanas al herido señalaron a EL DÍA que sobre las doce o una de la mañana tuvo un altercado con dos personas, de unos 35 años de edad, uno de ellos con bigote, bien vestido y algo bebido y que tras sostener un altercado se fueron. Al cerrar el pub y cuando se dirigía a tirar la basura recibió los disparos.

Según los testigos, el autor hacía un buen manejo del arma. Este detalle y que los disparos no fueron mortales de necesidad han hecho que los investigadores se centren en una línea concreta de investigación. Ayer se estaba a la espera de una operación del herido para extraerle una de las balas que vendría a corroborar las tesis manejadas, por lo que no se descarta que en las próximas horas se produzca alguna detención en relación con estos hechos que han sembrado la alarma entre los empresarios del sector del ocio nocturno y los jóvenes que habitualmente acuden al "cuadrilátero".