Tenerife

Unelco anuncia cortes "selectivos e indiscriminados" hasta febrero

La compañía eléctrica asegura que, debido al grado de "máxima saturación" que han alcanzado las líneas de alta tensión en Tenerife, la situación es ya "insostenible" y se ve obligada a activar a partir del lunes las fases cuarta y quinta de su Plan de Emergencia 2000.

EL DÍA, S/C de Tenerife
23/oct/02 12:08 PM
Edición impresa

La compañía Unelco - Endesa anunció ayer que, a partir del próximo lunes, tras el cambio horario del fin de semana, y hasta el próximo mes de febrero, momento a partir del cual presume poder operar con dos turbinas de gas instaladas en Arona, se ve en la obligación de realizar cortes "selectivos e indiscriminados" del suministro eléctrico en la mayoría de los municipios tinerfeños, en aplicación de las llamadas fase 4 y 5 de su Plan de Emergencia 2000.

Así lo manifestó el presidente, Ángel Ferrera, quien argumentó tal medida por el estado de "máxima saturación" que han alcanzado las líneas de alta tensión en Tenerife, con valores del 105% en el Suroeste de la Isla, cuando se recomienda un 60%.

Además, señaló que también se estudia la puesta en marcha de una sexta fase que supondría "suspender temporalmente la contratación de nuevos suministros", si las condiciones climatológicas se tornan severas.

La compañía ha comunicado esta decisión tanto a los municipios implicados como al Gobierno de Canarias y a los empresarios, "que lo han entendido, porque técnicamente no hay otra fórmula capaz de soportar esta insostenible situación".

Ángel Ferrera señaló que, mientras no se pueda instalar la línea de alta tensión prevista entre Granadilla y Guía de Isora, la situación de saturación no se solucionará.

Para desarrollarla se necesitará un mínimo de dos años, "porque imaginamos que el Ayuntamiento de Vilaflor pondrá todas las pegas posibles para el proceso de expropiaciones que se requiere".

Como alternativa provisional, Unelco ha propuesto ubicar dos turbinas de gas en Arona, "pero estamos a la espera de las licencias correspondientes", añadió Ferrera. Estas turbinas podrían estar funcionado, si se solventan todos los procedimientos legales, en abril de 2003.

A esta situación de colapso se ha llegado, explicó el presidente de Unelco, por la creciente demanda eléctrica experimentada en Tenerife durante los últimos diez años, que supera la media nacional.