Nacional

Rechazadas las enmiendas a la totalidad de los presupuestos con el apoyo de CiU y CC

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, volvió a insistir en su defensa del déficit cero como clave que permitirá a España colocarse a "la cabeza" en crecimiento en el mundo y especialmente entre los países industrializados, frente a la desaceleración mundial y en Europa.

EFE, Madrid
24/oct/02 19:35 PM
Edición impresa

El Pleno del Congreso rechazó ayer con los votos del PP y de sus socios nacionalistas, las nueve enmiendas de totalidad al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2003 y las ocho presentadas al Proyecto de Ley de Medidas Fiscales, Administrativas y de Orden Social o ley de acompañamiento.

Tras un intenso debate que se prolongó durante dos días, el proyecto de ley de presupuestos para el 2003 basado en un crecimiento económico del 3 por ciento y un objetivo de déficit cero, pasó ayer su primer trámite en el Pleno del Congreso para continuar ahora su discusión en ponencia y comisión.

En la sesión de ayer el turno para fijar posición correspondió a las seis formaciones del Grupo Mixto - que además del PSOE, IU y PNV presentaron enmiendas de totalidad - y también intervinieron PP y los nacionalistas.

Tanto el PP como CiU y CC defendieron estos presupuestos porque coinciden en que apuestan por la estabilidad con el objetivo del déficit cero, si bien el grupo catalán matizó que ve poco creíbles el resto de las previsiones, dada la desaceleración internacional.

Durante la sesión de ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, volvió a insistir en su defensa del déficit cero como clave que permitirá a España colocarse a "la cabeza" en crecimiento en el mundo y especialmente entre los países industrializados, frente a la desaceleración mundial y en Europa, donde incluso se destruye empleo mientras que en España, dijo, se siguen creando puestos de trabajo.

Montoro se refirió también al impulso que implicarán para el crecimiento económico la nueva reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), la supresión del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para más del 90% de los autónomos y las pymes, y la congelación de los impuestos especiales.

Las alabanzas de Montoro al presupuesto contrastaron con las críticas de la oposición, representada en el debate de ayer por el Grupo Mixto (BNG, PA, ERC, IC-V, EA y CHA), desde donde se coincidió en tachar de irreales, incumplibles y ajenas a las necesidades de las regiones las cuentas para el 2003.