Actualidad

El PP se distancia del Gobierno con la vista puesta en las elecciones


JORGE ESPINEL, S/C de Tenerife
24/oct/02 14:09 PM
Edición impresa

El Partido Popular utilizó ayer su discurso en el último Debate sobre el Estado de la Nacionalidad Canaria de la V Legislatura para marcar distancias con su socio parlamentario y dejar claro que, pese al apoyo prestado en estos cuatro años años, la gestión del Gobierno que preside Román Rodríguez se ha alejado bastante de los postulados que defiende el PP.

Según indicó su portavoz, Javier Sánchez Simón, "en esta Legislatura, el Gobierno de Canarias ha ido desaprovechando las oportunidades que el Parlamento le ha brindado y los resultados de su gestión han sido el reflejo de una permanente lucha interna de poder dentro de Coalición Canaria y no han tenido siempre la traducción fiel de un Ejecutivo equilibrado con ideas claras".

Javier Sánchez Simón criticó la actitud del Ejecutivo a la hora de definir sus prioridades, pues, según dijo, ha estado más pendiente de "perseguir los votos de cada Isla que de atender las necesidades de los ciudadanos". Calificó de "huida hacia delante" que el Gobierno haya centrado el debate en esta Legislatura en la reivindicación de mayores competencias, algunas, apuntó, "insólitas".

Siguiendo las líneas marcadas en el X Congreso Regional celebrado en Las Palmas a finales de septiembre, los populares recriminaron a Román Rodríguez que, en lugar de gobernar, su Gabinete se haya dedicado a "la búsqueda del voto todos los días, sin tomar decisiones", lo que, en su opinión sólo puede recibir el calificativo de "demagogia, y sus efectos son el clientelismo y todo lo que de perverso implica".

Una prueba del tinte congresual del discurso del portavoz del PP fue el tiempo que dedicó a loar la sociedad del pleno empleo, "algo que al Gobierno de Canarias - dijo - le viene sonando a lenguaje poco menos que sideral" y que supone, entre otras cosas, "la superación del ya obsoleto concepto de estado de bienestar para ser sustituido por la más ambiciosa y necesaria sociedad de crecientes oportunidades".

Igualmente, se refirió a la necesidad de llevar a cabo en Canarias la segunda descentralización y mostró su oposición "al miope y peligroso discurso del agravio y del pleito insular entre canarios", así como "al establecimiento de limitaciones al asentamiento de población foránea".

Balance de la Legislatura

En su balance de la V Legislatura, al que apenas dedicó cuatro folios de los 21 que componían su discurso, Sánchez Simón afirmó que "la legislación impulsada por el Gobierno no admite ningún tipo de comentario, ya que los proyectos más importantes o no se han presentado o lo están haciendo con el claro convencimiento de que no van a lograr el respaldo de la Cámara por una razón tan sencilla como es el tiempo".

A la hora de la réplica, el presidente del Gobierno recriminó al portavoz popular el tono electoral de su intervención, "que no aporta nada al debate", y que los parlamentarios del PP en Madrid no hubieran utilizado los mismos argumentos en sus intervenciones en las Cortes.

Román Rodríguez reconoció diferencias ideológicas con el PP, lo que , en su opinión, "es una ventaja" y apuntó que las principales discrepancias estaban en el papel del Estado y en la necesidad de poner en marcha la Policía Autonómica.

Para el jefe del Ejecutivo, populares y nacionalistas "coinciden en muchas cosas y en otras no" y, prueba de ello es el apoyo que los primeros le dieron a su discurso de investidura y que las relaciones entre ambas formaciones son buenas tanto en Canarias como en Madrid.