Nacional

Ibarretxe: "Mi primer objetivo es arrancar a ETA de nuestras vidas para siempre"

El lehendakari aseguró que la consulta popular que culminaría su plan de libre asociación de Euskadi al Estado debe realizarse "en ausencia de violencia, y es evidentemente, sin violencia de los etarras, no hay lugar a dudas". También señaló que este tema "se ha manipulado".

EFE, Vitoria
27/oct/02 19:37 PM
Edición impresa
EFE, Vitoria

El lehendakari del Gobierno Vasco, Juan José Ibarretxe, aseguró ayer que el primer objetivo de su propuesta "es arrancar a ETA de nuestras vidas, de una vez y para siempre", e hizo una "invitación permanente" al PP para que se sume al debate de su iniciativa.

El lehendakari aseguró que la consulta popular que culminaría su plan de libre asociación de Euskadi al Estado debe realizarse "en ausencia de violencia, y es evidentemente, sin violencia de ETA, no hay lugar a dudas".

Respecto al punto fundamental de su propuesta, la libre asociación de Euskadi al Estado, Ibarretxe aseguró que se ha manipulado para "hacer que suene a la sociedad como una aventura, como un salto al vacío. Se ha hablado de independencia, de ruptura, de secesión, y yo no he hablado nada de eso".

Según el lehendakari, se trata de una propuesta "para compartir soberanía", de manera que sea "la libre voluntad de la sociedad vasca la que se formule para establecer un pacto con el Estado español". Se trataría de una sistema "homologable desde el punto de vista jurídico y político al que se da en Alemania, Austria o Bélgica".

Sobre la consulta popular que culminaría su plan, Ibarretxe aseguró que se debe producir "en ausencia de violencia, evidentemente sin violencia de ETA, no hay lugar a dudas", y recalcó que la consulta debe hacerse habiendo abandonado la práctica de la violencia "de una manera definitiva".

Ibarretxe aseguró que como lehendakari y como persona considera que "no es posible que la sociedad vasca se pronuncie si no lo hace en un entorno de ausencia de violencia, sin temor a que nadie les vaya a pegar un tiro".

El lehendakari está abierto a que su propuesta pueda ser modificada y considera que se trata de lograr "una relación amable, que dice sí al Estado español y sí a Euskadi".