Tenerife
EDITORIAL

- Debates que no resuelven los problemas de mayor gravedad - Asuntos para no olvidar


27/oct/02 12:08 PM
Edición impresa
NO VAMOS A ENTRAR en el meollo de los dos últimos debates parlamentarios. Ni en el de los Presupuestos Generales del Estado para 2003 en el Congreso de los Diputados. Ni tampoco en el dedicado por la Cámara Autonómica al "estado de la nacionalidad canaria", que en EL DÍA hubiésemos preferido que respondiera a la "situación presente de nuestro Archipiélago Atlántico". Isla por Isla y en el conjunto de las Siete. Era previsible que el tiempo preelectoral influyera lo suyo en uno y otro. Pero no tanto. Porque, en definitiva, los favorables y desafortunados balances, expuestos respectivamente por gobernantes y opositores, estuvieron huérfanos de soluciones inmediatas a los problemas que hoy más aquejan y amenazan a la ciudadanía isleña. En todo caso, a falta de compromisos con los remedios tangibles, hubo discursos y réplicas en la tribuna de oradores. Menos mal. Detengámonos sólo en el descontrol inmigratorio. *** *** *** MANIFESTABA, EL MARTES 22, D. Román Rodríguez: "El Gobierno Canario ha logrado que el Estado reconozca la realidad del fenómeno de la inmigración en nuestras Islas. Cuando el Gobierno Central quiso y empezó a entender lo que pedían las instituciones canarias, se resolvió el problema de los inmigrantes abandonados en distintos lugares del Archipiélago. Hemos logrado que Europa comprenda que somos una frontera Sur y que tiene que implicarse en la inmigración". Las comprensiones y los entendimientos políticos, así descritos, se contradicen con otras realidades y proyectos bien diferentes. Veamos. De entrada, el pasado día 15, en Bruselas, el comisario de Justicia e Interior, Antonio Vitorino, hacía una importante advertencia. Argumentaba que, para la nueva política de asilo e inmigración en la UE, "el presupuesto es muy limitado y su techo está cerrado a cal y canto hasta el año 2006." Circunstancia, esta última, reiterada por Alemania, el mayor contribuyente neto de los "Quince" a las arcas comunitarias. Sin embargo, Grecia, Italia, el Reino Unido y España impulsan proyectos conjuntos. Entre ellos, el de instalar "filtros" contra embarcaciones ilegales: en el caso español a cargo de la Guardia Civil. Se trata de tres operaciones a realizar en el Mediterráneo. Amén de una cuarta en el Báltico y en el Mar del Norte. Y, que sepamos, ninguna de ese tipo en nuestro Atlántico. Estamos lejos y aún nos alejan más. *** *** *** SEGUIMOS con las incomprensiones institucionales. El diputado tinerfeño Luis Mardones sugería, en la Cámara Baja, el día 16 de este mes, la colaboración de la Armada para detectar a las pateras hacia Canarias. Citó el precedente italiano con los flujos procedentes de Albania. Pues, nada de nada. Silencio administrativo. Y cuando es el parlamentario autonómico, presidente del PP en Fuerteventura y alcalde de La Oliva el que insiste en pedir igual intervención, ante lo que ya constituye "una auténtica Marcha Verde en el mar", se ve desautorizado por Mariano Rajoy. Al planteamiento de González Arroyo, de que la Marina debe "socorrer a los inmigrantes, darles agua y alimentación, pero para que vuelvan al lugar del que proceden", el vicepresidente primero del Gabinete Aznar le sale rana. Contesta con la inviabilidad de la proposición, que sólo "está muy bien de cara a la galería" y que ha de irse, por el contrario, "a la raíz de los problemas". Mas, no deja de ser Marruecos una amenaza para nuestras Siete Islas, tal como advertía Santos Miñón en EL DÍA del domingo último. Por cierto, que al general retirado le inquieta "que nuestras autoridades no se preocupen por la enorme disminución de fuerzas permanentes" en el Archipiélago, y las aludidas personas que ejercen la autoridad civil entre nosotros no dicen ni pío. *** *** *** Asuntos para no olvidar. * Las Palmas casi duplica a Tenerife en la incorporación de efectivos policiales. La noticia la ha facilitado el propio Gobierno Central, en respuesta al senador y titular del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo. Los pactos CC-PP van bien. Nada digamos de la seguridad interior en Nivaria e Islas Occidentales... * Mientras nos demoran al año 2010 el equilibrio sanitario entre las dos provincias, sin que aquí nadie mueva ni un dedo para constituir alguna que otra "Plataforma del ¡ya!", unos 900 agentes, oficiales y auxiliares de los Juzgados tinerfeños podrían participar en las movilizaciones y en la huelga durante el mes de noviembre. Porque se sienten discriminados en la reforma judicial y en las retribuciones. ¿Cuántos minutos han dedicado a éstos y similares asuntos pendientes sus señorías en los debates parlamentarios?
EDITORIAL