Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan la muerte violenta de una mujer en El Vendrell leer

La inmigración quedará fuera de la lucha política en Canarias

Los partidos políticos con representación en el Parlamento Autonómico se han comprometido a mantener un espíritu de consenso en este tema en un "Pacto Canario sobre Inmigración" que firmarán en breve.

EFE, Las Palmas
30/oct/02 19:39 PM
Edición impresa

Los partidos políticos con representación en el Parlamento Canario mantendrán la inmigración irregular "fuera de la lucha política partidista, dentro del espíritu de consenso y al margen de la confrontación electoral", y combatirán cualquier manifestación de xenofobia.

Esos compromisos aparecen recogidos en el Pacto Canario sobre Inmigración, que ha sido negociado a lo largo de los últimos meses por representantes de Coalición Canaria, Partido Socialista Canario - PSOE, Partido Popular y Agrupación Herreña Independiente, y que será firmado en breve.

Según el documento, los partidos asumen el "deber ético" de afrontar la inmigración irregular "desde el respeto y la defensa de los derechos de las personas inmigrantes, especialmente en cuanto a víctimas de la desigual distribución de la riqueza en el mundo y del engaño a que son sometidas por organizaciones de contrabando y tráfico de inmigrantes".

Los derechos de los inmigrantes, en cualquier caso, son compatibles "con el de la población canaria a mantener su ritmo normal de vida", precisa el texto.

Además, las cuatro fuerzas políticas impulsarán una mayor participación de las administraciones públicas del Archipiélago en el desarrollo económico, social y político de los países empobrecidos del entorno, en especial de Africa Occidental y del Magreb.

En otro punto se afirma que se comprometen a promover "actitudes de respeto hacia otras culturas y de convivencia para un mutuo enriquecimiento", y a rechazar "cualquier manifestación de carácter xenófobo o racista".

Además, los partidos respaldan las demandas dirigidas a la Administración del Estado, ratificadas por una resolución unánime del Parlamento de Canarias con fecha de 21 de diciembre de 2001.

Demandas

Esas demandas se ajustan a los compromisos asumidos por el vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, que giran en torno a la vigilancia efectiva de las costas, la apertura de cuatro centros de internamiento y de dos de acogida, la agilización de las repatriaciones y la cooperación con los países emisores, agrega el documento.

Para ello, sus firmantes impulsarán la colaboración de las instituciones canarias, en especial del Gobierno Autónomo, con la Administración del Estado, la competente en la ejecución de los compromisos, e instarán al primero la canalización ordenada de los flujos migratorios.

Asimismo, el Ejecutivo acometerá las acciones que le competen para atender a los inmigrantes irregulares, mediante la elevación al Estado de propuestas sobre trabajo en las Islas que reserven cupos a inmigrantes en los sectores con más demanda.

Y ofrecen el pacto como punto de encuentro "de cuantas fuerzas sociales, económicas, políticas o culturales estén dispuestas a sumarse" a un tratamiento constructivo de este fenómeno.