Nacional
LO ÚLTIMO:
Veinte investigados por fraude a la Seguridad Social, algunos en Las Palmas leer

Palacio advierte a Irán de que las diferencias culturales no amparan la violación de derechos humanos


COLPISA, Madrid
31/oct/02 19:40 PM
Edición impresa
COLPISA, Madrid

Las características culturales propias de Irán no justifican, a los ojos de la ciudadanía europea, la violación de los derechos humanos. El claro aviso es obra de la ministra española de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, que ayer mantuvo una reunión de trabajo con su homólogo iraní, Kamal Jarrazí, en la que abordaron la pretensión del país asiático de defender ante la Unión Europea que su país sí respeta los derechos humanos, visto ello desde el punto de vista de un Estado musulmán.

Jarrazí defendió que en Irán no se dictan penas de lapidación desde hace años porque sus juristas así lo han considerado conveniente, y que la aplicación de la pena de muerte, que existe "al igual que en otros países", es objeto de debate y controversia. Por ejemplo, hay quienes defienden las ejecuciones públicas porque su carácter de escarmiento provoca una disminución de la delincuencia, mientras que otras opiniones rechazan esta tesis.

Palacio coincidió con su homólogo iraní en la relevancia de que el país asiático y la UE dialoguen sobre el concepto de respeto a los derechos humanos, pero le advirtió de que "diálogo no significa que haya coincidencia en todo", y le recordó que Europa nunca aceptará excusas: "las lapidaciones o las amputaciones son cuestiones de fondo, no de principios culturales", zanjó la ministra Ana Palacio.