Santa Cruz de Tenerife

Emmasa pedirá 1,14 millones al Gobierno central para reducir los olores que provoca la depuradora


EL DÍA, S/C de Tenerife
31/oct/02 19:40 PM
Edición impresa

Después de las protestas de los vecinos del barrio de Chamberí por los malos olores que provoca la depuradora de aguas de Buenos Aires, el Consejo de Administración de Emmasa acordó ayer solicitar al Estado financiación para iniciar las obras necesarias en estas instalaciones para acabar con la actual situación.

A este respecto, el gerente de la compañía, Juan Alfredo Amigó, explicó que el proyecto, que incluye diversos trabajos, no sólo para poner fin a los olores, tendrán un coste de 1,14 millones de euros, aproximadamente.

El Consejo acordó también subir el precio que los ciudadanos pagan en concepto de alcantarillado en un 2%, 0,06 euros por metro cúbico, por lo que habrá que abonar 0,18 euros por este concepto por metro cúbico de agua consumido.

Incrementos en la factura

Amigó achacó este incremento a la necesidad de cubrir el déficit que se produce en este servicio, que está cifrado en 440 mil euros.

La intención de Emmasa, además, es continuar con estas subidas de forma paulatina hasta que el servicio deje de perder dinero.

Por otro lado, en la reunión se dio cuenta a los consejeros de esta empresa municipal de un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que asegura que el agua de Santa Cruz cumple con todos los parámetros que exige la UE.

Además, se aprobó subir sustancialmente la factura que el Ayuntamiento de la Capital paga por el agua depurada. La Corporación pasará de abonar 80 mil euros a unos 180 mil.