Nacional

El Foro de Ermua advierte de que el plan de Ibarretxe reduciría el PIB elevaría el paro

La asociación presentó también un informe sobre la violencia callejera, que refleja una reducción drástica del número de acciones desde abril, lo que demuestra que la Ley de Partidos tiene efectos beneficiosos. Entre mayo y agosto se produjeron 56 acciones, frente a las 202 de 2001.

EFE, Madrid
1/nov/02 19:41 PM
Edición impresa

El Foro de Ermua advirtió ayer del coste económico que supondría la propuesta de Ibarretxe de dar al País Vasco un estatus de libre asociación a España, lo que provocaría una reducción del 15 por ciento en el PIB, un incremento del paro y una subida de los impuestos en Euskadi.

Así lo manifestaron ayer representantes del Foro de Ermua en una conferencia de prensa en Madrid para dar a conocer su postura ante la propuesta de Ibarretxe y el manifiesto que esta asociación elaboró para expresar su apoyo a la Ley de Partidos y a la ilegalización de Batasuna.

La asociación presentó también un informe sobre la violencia callejera, que refleja una reducción drástica del número de acciones desde abril, lo que demuestra que la Ley de Partidos tiene efectos beneficiosos.

Así, entre mayo y agosto de este año se han producido 56 acciones de "kale borroka" frente a las 202 registradas en el mismo periodo de 2001, a pesar de que, según el Foro, se trata de un periodo en el que los violentos han tenido "motivos" para cometer atentados, como el embargo de las "herriko tabernas", el cierre de las sedes de Batasuna o la elaboración de la Ley de Partidos.

Según el portavoz del Foro, Rubén Múgica, este descenso se debe a la eficacia policial pero también a la judicial, ya que con las modificaciones legales la violencia callejera se considera "como terrorismo puro y duro".

Mikel Buesa, catedrático de Economía y hermano del dirigente socialista asesinado por ETA Fernando Buesa, explicó las consecuencias que la propuesta de Ibarretxe tendría en la economía vasca.

En este sentido, subrayó que la reducción de la exportaciones y la deslocalización de empresas, entre otras causas, significaría una reducción del 15 por ciento del PIB vasco, que alcanzó en 2001 los 41.600 millones de euros.

En el estudio que el Foro de Ermua publicará en el próximo número de su revista se constata también que el plan del lehendakari supondría una pérdida de entre 80 mil y 131 mil puestos de trabajo, lo que elevaría la tasa de paro entre el 18 y el 23 por ciento.

La asunción de competencias como Asuntos Exteriores, Ejército, regulación monetaria, Justicia o gestión de la Seguridad Social elevaría los gastos en 2 mil millones de euros al año.