Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Tres nuevas líneas de guaguas mejoran la conectividad de los aeropuertos de Tenerife leer

Los jubilados españoles podrán volver al mercado de trabajo si esa es su voluntad

Todos, al margen de cuándo dejaron su empleo, tienen la posibilidad de colocarse de nuevo, con jornada parcial, desde hoy, según dos Reales Decretos Ley aprobados ayer por el Consejo de Ministros. La decisión da respuesta a la demanda de muchos mayores de 65 años de edad.

AGENCIAS, Madrid
1/nov/02 15:46 PM
Edición impresa

La medida, que compatibiliza pensión con salario, permite a los empresarios contar con trabajadores experimentados, pero más baratos, al no tener que pagar ciertas cotizaciones sociales, y a los jubilados, acceder a una mejor prestación y recuperar su actividad profesional.

Las normas suponen el desarrollo de una de las medidas vinculada al pacto que, sobre las pensiones, suscribieron en abril de 2001 CC OO, CEOE/Cepyme y el Gobierno, propulsada por la Ley de Jubilación Gradual y Flexible que entró en vigor el 1 de enero del presente ejercicio. Su contenido fue adelantado recientemente por el secretario de Estado para la Seguridad Social, Gerardo Camps. Hasta la entrada en vigor de los Decretos, el derecho a seguir en el mercado laboral se limitaba a los trabajadores que se iban a jubilar.

Gradual y flexible

La ventaja para el empresario consiste en que el nuevo trabajador a tiempo parcial tiene exoneración de pago de cotizaciones a la Seguridad Social por contingencias comunes en el caso de que sea mayor de 65 años y cuente con un mínimo de 35 cotizados. El beneficio para el trabajador es que mejorará su pensión un dos por ciento adicional, por encima del 100%, por cada año que se haya cotizado desde el cumplimiento de la edad de 65 años. Estas condiciones ya están en vigor para todos En España existen 11.026 pensiones de jubilación parcial en vigor, de las cuales 5.081 (el 46 por ciento) se han cursado desde la entrada en vigor de la Ley.

El Reglamento fija que en la jubilación parcial (la que permite compatibilizar pensión y trabajo, tanto en los supuestos en que se acceda a la jubilación y se desee seguir trabajando, como ahora en los casos de jubilados que quieran reincorporarse al trabajo), el contrato se firmará bajo la modalidad de trabajo a tiempo parcial del Estatuto de los Trabajadores.

El año de cotización habrá de ser completo. Igualmente, el Ministerio aclara que la pensión resultante no podrá superar la cuantía que establezca la Ley de Presupuestos Generales del Estado como máxima. Los Decretos permitirán, además, paliar el efecto que las jubilaciones anticipadas padecen por los coeficientes reductores al aumentar los años cotizados y la cuantía de la prestación.

Por otro lado, el Ministerio ha aprovechado la ocasión para informar de que desde que está en vigor la Ley de Jubilación Gradual y Flexible, 600.000 trabajadores, con una edad entre 60 y 64 años se han inclinado por esta opción. En el colectivo mayor de 65 años los jubilados parciales llegan a 102.000. Otro dato facilitado por Trabajo, consiste en que son casi 1.700 las pensiones de jubilación con un porcentaje superior al 100% de la base reguladora.