Actualidad
LO ÚLTIMO:
El TSJC se inhibe en el caso Grúas y lo devuelve al juzgado de La Laguna leer

El Gobierno arbitra un plan de ahorro hasta activar las turbinas

El Ejecutivo aplicará un procedimiento excepcional que permitirá al Ayuntamiento de Arona agilizar los trámites de los generadores eléctricos, que estarán operativos en cuatro meses.

EL DÍA, S/C de Tenerife
5/nov/02 14:09 PM
Edición impresa

La reunión mantenida ayer entre representantes del Gobierno Canario con el operador eléctrico Unelco en la sala general de Juntas del edificio Múltiples II, al objeto de analizar la crítica situación que padece Tenerife como consecuencia de la saturación registrada en el suministro de energía eléctrica, y que ha derivado en cortes selectivos en varios municipios de la Isla, se saldó con un compromiso común.

El diálogo entre las partes cristalizó en un acuerdo definido en dos puntos básicos. De un lado, en la necesidad de activar un Plan de Ahorro Energético ordenado que implique a todos los sectores productivos, a instituciones y a la población. Y, de otro, en la urgente instalación de dos turbinas de gas en Arona, con una capacidad de 24 megavatios, que se arbitra como una solución coyuntural para resolver la demanda energética de la Isla a medio plazo.

En la mesa de debate, que se prolongó por espacio de una hora y media, también participaron miembros del Cabildo tinerfeño, alcaldes de tres municipios sureños, portavoces del sector empresarial, de los sindicatos y de colegios profesionales, así como técnicos de la compañía y del Gobierno, quienes asumieron el acuerdo final "con un talante y una actitud constructiva".

Así lo manifestó al término de la reunión el consejero de Presidencia e Innovación Tecnológica del Gobierno de Canarias, Julio Bonis, quien actuó en calidad de portavoz.

Bonis, el portavoz

El representante del Ejecutivo Regional explicó que el Consejo de Gobierno, en la reunión que celebró anoche en Lanzarote, tenía previsto en su orden del día iniciar "un procedimiento excepcional contemplado en la Ordenación Territorial", por el que se permitirá al Ayuntamiento de Arona agilizar los trámites administrativos que ahora retrasan el proyecto de instalación de las turbinas.

De esta manera, dijo, "si concediéramos la licencia durante los próximos días, estimamos que en un plazo no superior a los cuatro meses podrían entrar ya en funcionamiento", señaló.

A propósito de esta alternativa, destacó Julio Bonis que el proceso administrativo legal que debe cumplirse en este caso "cuenta ya con un informe de impacto medioambiental que es positivo, también con la autorización de la Dirección General de Industria y Energía y, además, existe una licencia provisional del Ayuntamiento de Arona", que esencialmente permite parcelar la finca donde van a quedar ubicados estos generadores, por lo que sólo quedaría pendiente habilitar la citada licencia municipal.

En relación al otro punto de consenso, el Plan de Ahorro Energético, afirmó Julio Bonis que representa, en síntesis, "un llamamiento a los empresarios del Sur de Tenerife para que, en lo posible, reduzcan hasta el nivel de 8 megavatios su demanda actual de energía eléctrica, fundamentalmente en la franja horaria que ocupan las llamadas horas punta".

En el mismo sentido, aseguraba el consejero que este requerimiento se había hecho extensivo a las instituciones, "para que también en la medida de sus posibilidades reduzcan igualmente los consumos y, de esta forma, podamos trasladar un mensaje claro a la población".

Solidaridad

En referencia a esta demanda, Julio Bonis advertía de que en los próximos cuatro meses "vamos a tener que solidarizarnos todos para intentar consumir la menor energía posible. Si somos eficaces y aplicamos este Plan de Emergencia que se ha diseñado, las líneas de alta tensión no se saturarán y, en consecuencia, no será necesario aplicar interrupciones del suministro eléctrico", concluyó.