Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unas cuarenta personas son evacuadas al entrar olas en dos edificios en Garachico leer

El "fallo" del club

Javier Tebas, asesor jurídico de la Liga de Fútbol Profesional, visitó ayer la sede del club para estudiar junto a los rectores blanquiazules las medidas a tomar respecto al "caso Marioni".
6/nov/02 15:24 PM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

La jornada del martes resultó bastante ajetreada en la sede del callejón del Combate. Además de la reunión del Consejo de Administración, se produjo la visita de Javier Tebas, asesor jurídico y vicepresidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional. Tebas viajó a Tenerife para asesorar a la entidad blanquiazul respecto a las actuaciones del club en el caso de Bruno Marioni.

Tebas, quien estuvo toda la mañana con Javier Pérez, señaló a Radio El Día que éste es "un asunto bastante complicado porque nos encontramos ante una situación en la cual lo único claro es que el Tenerife es el perjudicado. Ése es el aspecto que hemos estudiado aquí, estableciendo conclusiones de los estudios jurídicos previos a la resolución del Comité".

El letrado indicó que "hemos hecho un resumen de las posibles actuaciones. Aunque parezca un asunto fácil no lo es porque hay que estudiar bien los efectos jurídicos de cada fallo. Esta noche meditaremos para igual mañana tomar la decisión final".

Sobre la posibilidad de aplicar una suspensión de empleo y sueldo al jugador, dijo: "Es una de las opciones que puede tener el Tenerife, pero no necesariamente la que se pueda tomar ni la definitiva. Es algo complicado. Resultaría relevante saber hasta qué punto el jugador tenía conocimiento de la irregularidad o si la negligencia que aduce el Comité es imputable al futbolista".

Tebas aclaró, en referencia al fallo sancionador, que "el Comité viene a decir que aunque no se pudiese acreditar que el jugador no tuviera culpa, sí existía, al menos, negligencia por su parte".

Al ser informado sobre la certeza que tiene el abogado del futbolista, Fernando Pérez Espinosa, sobre la posible suspensión de empleo al jugador, Javier Tebas replicaba con ironía: "Entonces debe ser vidente, porque lo tiene más claro él que los propios asesores jurídicos. Yo no lo tendría tan claro. Es sólo una opción. Lo único cierto es que el Tenerife es el más afectado, si bien esa posibilidad existe".

La responsabilidad del Villarreal fue enjuiciada por Tebas del siguiente modo: "Hay que diferenciar la relación laboral de Marioni con el Tenerife y el contrato de compra-venta, que también conlleva la firma del jugador. El tema del Villarreal es distinto al laboral, que sólo afecta al Tenerife con un profesional que no puede trabajar a su servicio. Lo que también habría que analizar es si el jugador ocultó algo al CD Tenerife, lo que podría conllevar otras consecuencias jurídicas. Cualquier tipo de decisión al respecto acabará en los tribunales y por eso hay que tener precaución".

Aclaró el asesor jurídico que, para sancionar al jugador, "tiene que haber dolo o intención de cometer la falta. La resolución del Comité deja entrever el dolo. ¿La negligencia sería suficiente para sancionar? En mi opinión personal, sí".

Tebas recalcó que "para que exista un despido disciplinario se necesita una conducta activa y dolosa por parte del jugador, hecho que no se conoce, aunque existen otras vías laborales".

"El Tenerife es el único damnificado y tiene varias vías, no sólo la extinción laboral del contrato, que le evitaría pagar a un jugador que no puede prestar sus servicios. También le quedaría la vía civil para reclamar al jugador", señaló Tebas, quien por último resumió otras opciones planteadas en el club: "Un expediente informativo para que el jugador opine o una suspensión del contrato por el período que dure la sanción".

Las frases