Nacional

Caruana: "La cosoberanía de Gibraltar no pondrá fin a la reclamación española"

El ministro principal del Peñón, ante el referéndum de hoy, argumentó que una soberanía compartida "no terminaría con su estatus colonial, sino que lo perpetuaría con dos poderes coloniales en vez de uno y no pondría fin al problema con España".

EFE, Algeciras (Cádiz)
7/nov/02 19:46 PM
Edición impresa

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, sostuvo ayer que una soberanía compartida entre España y el Reino Unido ignoraría el derecho a la autodeterminación de los gibraltareños y no pondría fin a la reclamación de España sobre el Peñón, por lo que pidió el voto masivo y contrario a ese principio.

Caruana, que compareció ayer en conferencia de prensa previa a la celebración del referéndum convocado para mañana por el Gobierno que preside, pronosticó un resultado "mayoritario" del no a un supuesto principio de soberanía compartida entre el Reino Unido y España.

Recomendó el voto "masivo" y contrario en la consulta y lo argumentó en que una cosoberanía del Peñón "no terminaría con su estatus colonial, sino que lo perpetuaría con dos poderes coloniales en vez de uno", no es un modelo que deje una "herencia digna" a los gibraltareños y "no pone fin al problema con España", en tanto en cuanto el Gobierno español "ha dejado claro que nunca renunciará a la otra mitad de su reclamación histórica".

Caruana, que agregó que no existen precedentes de que el modelo de cosoberanía funcione, consideró que el referéndum, al que ni España ni el Reino Unido conceden validez jurídica, es un "no rotundo" a la soberanía compartida como futuro para Gibraltar "y un no a las trampas políticas que hay inherentes a las negociaciones abiertas.

No obstante subrayó que, tras el referéndum, el Gobierno de Gibraltar seguirá dispuesto a participar en un proceso de diálogo "con agenda abierta y sin acuerdos bilaterales predeterminados", como ha venido propugnando desde la reapertura de las negociaciones.

Caruana recordó que el motivo fundamental por el que decidió convocarlo obedece a las declaraciones días antes por el ministro británico de Exteriores, Jack Straw, que manifestó que aunque no haya acuerdo bilateral, ambos países están "ampliamente de acuerdo" en los principios básicos sobre la solución al contencioso de Gibraltar, entre ellas las de la soberanía compartida, dijo.