Sucesos

Primer paro parcial de los tres que han sido convocados por los funcionarios de Justicia

Los sindicatos realizarán nuevas movilizaciones a las puertas del Palacio de Justicia los miércoles 13 y 20, ante la inespecífica propuesta del Ministerio de una Ley de Retribuciones equitativa. Asimismo han denunciado las pésimas condiciones en que se encuentra el Registro Civil.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
7/nov/02 9:51 AM
Edición impresa

Casi un centenar de funcionarios se manifestaron ayer, en las puertas del Palacio de Justicia de la Capital tinerfeña, en el primero de los tres paros parciales convocados por los sindicatos CC OO, CSI - CSIF y UGT bajo el lema "Ahora o nunca!"

Las concentraciones son de un cuarto de hora y se volverán a repetir el día 13 y el 20 del presente mes, antes de la huelga general que secundarán en todo el Estado probablemente el día 27.

Una delegación sindical se desplazó a Madrid y el secretario de Estado les prometió que se iba a presentar una nueva oferta, tal y como comentó un miembro de los sindicatos convocantes ayer a EL DÍA, aunque no especificó cuál era esa nueva oferta.

Los cuatro sindicatos convocantes de las movilizaciones parciales (UGT, CC OO, CSI - CSIF y CIG) han adoptado una serie de acciones para "incluir a todos los cuerpos al servicio de la Administración de Justicia en la ley de Retribuciones en igualdad de condiciones con las carreras judicial y fiscal".

Asimismo, se piden mejoras laborales y que se establezca una nueva estructura de trabajo que beneficie el servicio público.

El Gobierno envió al Congreso de los Diputados un Proyecto de Ley de Retribuciones de la Carrera Judicial y Fiscal que, según los sindicatos, "rompe la unidad normativa de las remuneraciones en la Administración de Justicia y establece un incremento para magistrados y fiscales de entre el 14 y el 20 por ciento en un plazo de 15 meses". En total, el coste de los incrementos sólo para los magistrados, fiscales y secretarios es de 62.774.889,41 euros (más de 10.400 millones de pesetas).

Registro Civil con deficiencias

El sindicato de funcionarios CSI - CSIF denunció ayer en un comunicado la situación del Registro Civil de Santa Cruz de Tenerife, que tiene "graves deficiencias tanto de personal como de medios materiales".

Esta situación se traduce en una "deficiente calidad" en la atención a los ciudadanos, ya que "los funcionarios se ven desbordados e incapaces de atender con prontitud y eficacia las demandas de los interesados", dice el CSI - CSIF.

Mientras que la tramitación de asuntos relacionados con el estado civil se ha cuadruplicado en los últimos dos años, el personal sigue siendo el mismo, nueve funcionarios, cuando, según el sindicato, serían necesarios quince para atender eficientemente a las 400 personas diarias que acuden al Registro de la capital tinerfeña.

La única persona dedicada a asuntos relacionados con la nacionalidad tiene que atender diariamente a sesenta personas, lo cual hace "lenta y penosa" la tramitación de los expedientes, denuncia el sindicato.

La situación lleva a que los tres funcionarios que atienden en mostrador "tengan que soportar malos modos y continuas quejas y protestas provenientes de quien precisa de un servicio rápido y eficaz y, sin embargo, tiene que hacer largas colas y esperas interminables". El sindicato también reclama la instalación de medidas de seguridad como un arco de seguridad.

El CSI - CSIF pide a la Administración de Justicia en Canarias que dignifique el Registro Civil "dando un servicio eficaz y garantizando la protección a los empleados públicos", sin esperar a que ocurra algún incidente.

La situación del Registro Civil de la Capital tinerfeña no es única y se repite en otras oficinas de la provincia, especialmente en Arona, donde sólo hay dos funcionarios, afirma el sindicato.