Tenerife Norte
VALLE DE TAORO EVARISTO FUENTES

Plaza Mayor


8/nov/02 18:31 PM
Edición impresa

PARA CIERTAS ACTIVIDADES, la plaza mayor de La Orotava, más que la del Ayuntamiento, fue la plaza del Kiosco (de Don Pepe y Benjamín), también llamada plaza de La Alameda y oficialmente de La Constitución (P. Mirales me escribe sobre cuál de ellas). En las noches lluviosas y oscuras del invierno (años 1950-60) había reflejos de humedades en los charquitos de los hoyitos y petitas de las lajas del pavimento. No había tele (¡qué bueno!) y nuestras dosis de cultura audiovisual corriente eran dos o tres sesiones semanales de cine, fuera cual fuera la película estrenada, primero en el Atlante y luego - desde abril de 1957 - también en el cine Orotava (hoy sala Teobaldo Power).

La penumbra de esta plaza mayor de La Orotava se convertía en tiniebla total en las noches que había apagones por sectores (cada noche un sector del casco urbano), cortes de luz debidos a la falta de fluido suficiente. Apagones muy adecuados para jugar a "escorivirgo", nombrecito de un juego en principio inocentón, que las personas mayores, más maliciosas y maliciadas, insistían en convertir en un "escoriguirgo" menos comprometedor.

Fue muy frecuente desde nuestros quince añitos (recuérdenlo Saso y Juanito, Pepito y Lorenzo, Felipe y Chago...) la operación festiva de bajar al Puerto a pasear en su plaza mayor, la plaza del Charco, y a veces tomarnos un bocadillo por los alrededores, antes o después de ir al cine (Thopam u Olympia). Y por la mañana en verano, la playa de Martiánez, que muchos consideraron la playa de La Orotava. Cosas de la vida, algunos al llegar la pubertad avanzada, la edad del pavo o de la peseta (esta aplicación de la palabra peseta me la enseñó Marino, el oculista) dejaron de bajar al Puerto. Otros seguimos, y luego hemos compartido la vida entre las dos plazas, a caballo entre La Villa y El Puerto.

En los últimos años cincuenta, nos llegó "Calle Mayor", la película señera de Juan Antonio Bardem. Era Bardem lo que antaño llamaban "de la cáscara amarga". Afiliado al PCE (partido Comunista de España) y cansado de y por tanta censura, dejó de hacer cine prácticamente en los años setenta. Su gesto de colmillo retorcido, sus frases de mensaje revenido con muchos gramos de mala uva, no impiden ni mucho menos que sea un reclamo testificador de una época llena de tinieblas oscuras, ora palpables ora figuradas. En "Calle Mayor" (versión en cine de "La señorita de Trevélez", obra teatral de Carlos Arniches), nuestras pequeñas urbes quedaron retratadas, con aquellas misas mayores dominicales, de obligada asistencia social y paseo posterior de reglamentado y cortés saludo (¡adiós, adiós...!). Una solterona (magistral interpretación de la actriz norteamericana Betsy Blair) se enamora perdidamente del primero y último pretendiente, típico forastero llegado de Madrid a la pequeña ciudad de una provincia del interior (la película fue rodada en Palencia, con pe de paciencia, con muchas dificultades por la censura; Bardem fue encarcelado durante un mes), pero luego, ¡qué sarcasmo!, el novio resulta ser un burlón de pesadilla, a la grupa de una pandilla de burgueses indolentes. Al final, un amigo moralmente preparado que quiere la verdad antes que nada, llegará para poner epílogo al terrible trance. Cualquier parecido... ¿es mera coincidencia?

VALLE DE TAORO EVARISTO FUENTES