Internacional

Bagdad acepta sin condiciones la resolución de la ONU a dos días de cumplirse el plazo

Estados Unidos pide que las palabras se traduzcan en hechos; mientras que el ministro británico de Asuntos Exteriores, Jack Straw, afirma que la aceptación "es un primer paso", pero hay que estar "vigilantes", ya que "las intenciones de Irak son volubles".

COLPISA, Nueva York
14/nov/02 19:54 PM
Edición impresa

El Gobierno de Bagdad expresó ayer a Naciones Unidas su aceptación "incondicional" de la resolución 1441 del Consejo de Seguridad que establece el desarme de Irak, cuando sólo faltaban dos días para que venciese el plazo de respuesta establecida por la ONU. Poco después de conocerse la noticia, la Casa Blanca pidió que las palabras de Bagdad se traduzcan en hechos y el ministro británico de Asuntos Exteriores, Jack Straw, la calificó de "primer paso" pero afirmó que hay que permanecer "vigilantes", ya que "las intenciones de Irak son volubles".

Según el embajador iraquí ante Naciones Unidas, Mohamed Alduri, el régimen de Sadam Husein ha enviado una carta al secretario general de la ONU, Kofi Annan, donde le expresa su intención incondicional de cumplir con todos los términos de la resolución que busca determinar si Irak cuenta o no con armas de destrucción masiva.

En la carta, difundida por la televisión estatal iraquí, el ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Naji Sabri, señala: "Aun cuando somos conscientes de las verdaderas razones que originaron la adopción de la 1441 (...), informamos de que transigimos con esta resolución a pesar del mal que contiene".

En la carta, Bagdad "acepta la resolución sin reservas y condiciones" y se muestra dispuesta "a acoger a los inspectores en la fecha prevista", el 18 de noviembre. El contenido de la carta motivó ayer una reunión del Consejo de Mando de la Revolución y de la dirección del partido gubernamental, el Baas, bajo la presidencia del jefe del Estado, Sadam Husein. También participaron en la reunión Sabri y el presidente del Parlamento iraquí (institución que este martes aprobó unánimemente el rechazo a la resolución de la ONU y otorgó a Husein la decisión final), Saadun Hammadi.

En una rueda de prensa, el embajador iraquí ante Naciones Unidas urgió al organismo internacional a que acelere el envío de inspectores para revisar sus instalaciones, donde presuntamente se esconden armas nucleares, biológicas, químicas y bacteriológicas.