Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair recurrirá de inmediato el fallo de un juzgado de Santa Cruz de Tenerife leer

El temporal afectó a los transportes

Las rachas de viento, de hasta 90 kilómetros por hora, la mar de fondo y la lluvia provocaron cancelaciones en los servicios aéreos y marítimos, desvío de vuelos y también muchos sustos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
16/nov/02 14:09 PM
Edición impresa

El temporal de viento y lluvia que azota Canarias motivó ayer la cancelación de varios servicios aéreos y marítimos, algunos incidentes esporádicos como caídas de letreros y algún árbol en la provincia de Las Palmas y la suspensión de distintos actos musicales, aunque hay que valorar que no se hayan producido daños personales significativos.

El fuerte viento, con rachas de más de 90 kilómetros por hora y que llegó a alcanzar la cota de los 120 en Izaña, provocó la cancelación de operaciones aéreas, el desvío de un buen número de vuelos, así como la suspensión del servicio marítimo del "jet foil" entre las dos capitales.

Algunos aeropuertos canarios vieron afectadas buena parte de sus operaciones previstas para ayer, viernes, aunque recuperaron la normalidad durante la tarde.

Hasta las 11:30 horas, el aeropuerto más afectado fue el de Tenerife Norte (Los Rodeos), donde se registraron rachas de viento de hasta 40 nudos, lo que provocó el desvío de tres vuelos hacia el Aeropuerto del Sur, la cancelación del primer vuelo de la mañana con destino al aeropuerto de El Hierro y el de un vuelo con rumbo al aeropuerto de Gran Canaria.

También se vio afectado el regreso de un aparato que debía aterrizar en el aeropuerto de La Palma y, además, algunas operaciones sufrieron retrasos, de entre 25 y 60 minutos, debido a las adversas condiciones meteorológicas.

La situación en Los Rodeos incidió en el funcionamiento del resto de los centros aeroportuarios canarios. Así, en La Palma se cancelaron diferentes vuelos con destino a Tenerife Norte y al menos tres operaciones sufrieron retrasos.

Uno, que se dirigía a Los Rodeos, acumuló una demora de 45 minutos de llegada y de 50 minutos de salida desde Tenerife Norte; un vuelo procedente de Gran Canaria contabilizó un retraso de 30 minutos y otro de Tenerife Norte arribó a su destino con 50 minutos de retraso.

En el aeropuerto de La Gomera, el vuelo de las 08:00 horas, con destino a Tenerife Norte, tuvo que ser desviado a Tenerife Sur. Por su parte, el que tenía prevista su llegada hacia las 10:10 horas, procedente de Los Rodeos, se retrasó por el hecho de que el aparato se encontraba en Tenerife Sur, mientras en el aeropuerto de El Hierro se canceló el primer vuelo procedente de Tenerife Norte.

Por su parte, Tenerife Sur operó con total normalidad, ya que la recepción de los vuelos procedentes de Tenerife Norte no alteró su programación, una situación que también compartieron las pistas de Gran Canaria como Lanzarote y Fuerteventura, donde se desarrolló la programación prevista con total normalidad.

Ante esta circunstancia, Aena coordinó las actuaciones necesarias para minimizar el impacto que estas condiciones meteorológicas adversas significaron en las operaciones de algunos aeropuertos canarios y las consiguientes molestias para los pasajeros.

Trasmediterránea suspendió el servicio de "jet foil" que enlaza Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura.

Árboles y letreros

El viento provocó la caída de un árbol en Las Palmas de Gran Canaria y también de letreros de comercios en Lanzarote y Fuerteventura.

Asimismo, se suspendieron distintos acontecimientos musicales previstos para la noche del viernes en varios puntos de las Islas.

Además, la situación de mar de fondo, con áreas de mar gruesa, en especial en el norte de Lanzarote, produjo que la flota de barcos se refugiara en puerto.

La situación, no obstante, tenderá a remitir hoy. Según el parte, se prevén vientos del noroeste moderados y predominio de la marejada, con mar de fondo del noroeste de dos a tres metros.