Jornada Deportiva

DESCONSUELO

El Tenerife regresa de su visita al líder con la tristeza de haber dejado escapar una victoria que mereció y que tuvo a tiro, pero cuando llegaron las mejores ocasiones ya no estaba en el campo Paunovic, a quien Lienen sustituyó de forma incomprensible.
18/nov/02 15:29 PM
Edición impresa

El Tenerife jugó ayer su mejor partido de la temporada fuera de casa y sólo sumó un punto, ante un Xerez que ya ganaba a los siete minutos y que acabó con diez hombres, ante la superioridad manifiesta de los visitantes. El Tenerife jugó muy bien en la segunda parte y sobre todo en el tramo final del encuentro, cuando Bino cogió las riendas del partido, pero en esa fase malogró varias oportunidades muy claras de marcar. Lexa tuvo las más claras, después de entrar en el terreno de juego sustituyendo, para sorpresa general, a Paunovic, que se ha caracterizado por ser el jugador más peligroso del Tenerife. Ahora los de Lienen reciben al Sporting de Gijón, que ayer ganó por primera vez en la Liga.