Actualidad
JOSÉ VICENTE GONZÁLEZ BETHENCOURT *

Coalición Canaria apaga la luz


19/nov/02 14:09 PM
Edición impresa

SI COALICIÓN CANARIA es quien ha gobernado Tenerife los últimos quince años, tanto en el Gobierno canario como en el Cabildo, y son éstas las instituciones encargadas de planificar, gestionar y garantizar el suministro energético, no hace falta seguir buscando a los responsables de que se haya optado por la solución más fácil: dejar sin luz a más de 300.000 tinerfeños. En toda esta historia rocambolesca con miradas hacia otro lado para despistar la búsqueda del culpable, Unelco es una anécdota para distraer la atención sobre los responsables políticos, Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife, y más concretamente los señores Adán Martín, Ricardo Melchior y Román Rodríguez. El actual vicepresidente canario y ex presidente del Cabildo, Don Adán Martín, no sabe ni contesta, y nada tiene que ver con él: un día se limitó a decir que por los apagones se podría sancionar a Unelco. El presidente del Cabildo y ex vicepresidente, Don Ricardo Melchior, apoya las mociones de nuestro Grupo en los Plenos, pero luego no exige al Ejecutivo canario su cumplimiento. Y el presidente del Gobierno, Don Román Rodríguez, se lanza al monte en agosto pasado con dos decretazos: ratifica la autorización a Unelco para que instale torres y cables aéreos que parten por dos el territorio de Vilaflor, y declara la urgente ocupación de los bienes y derechos afectados.

Y volviendo hacia atrás resulta que el 16 de marzo de 2000, el mismo día que la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno canario resuelve autorizar a Unelco la línea aérea de 220 kv., su consejero, Don Lorenzo Suárez (entonces en el PP y luego tentado por CC); el presidente del Cabildo, Don Ricardo Melchior, y Unelco firman un documento en el que, tras afirmar que ya en 1987 era evidente la necesidad de aumentar el transporte eléctrico hasta el Suroeste de Tenerife, y reconocer las enormes reticencias al tendido aéreo tanto por la opinión pública como por diversas instituciones municipales e insulares, al afectar a espacios naturales protegidos, sin embargo acuerdan ejecutar el proyecto de Unelco, para lo que el Cabildo de Tenerife intervendría activamente para garantizar su adecuación al Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT). ¿Quién duda ahora de la responsabilidad del presidente del Cabildo? Como medida compensatoria al atropello que suponen los cables aéreos, Unelco se comprometió a invertir en varios años la miseria de 500 millones de pesetas en los municipios afectados con instalaciones eléctricas y medidas de ahorro energético. Acuerdo en el que quedó escrita la posibilidad de retirar en el futuro la polémica línea eléctrica a través de Vilaflor, con lo que Unelco dispone de alternativas al tendido aéreo, sólo que más caras, y no es de sorprender ahora que su presidente, Don Ángel Ferrera, declare su desmantelamiento si aparecen soluciones como el subterráneo o submarino.

Es evidente que alternativas sí las hay, como tantas veces hemos defendido, una competencia del Gobierno de Canarias, pero esta situación de incertidumbre y rabia a la que lamentablemente se ha llegado al dejar en la oscuridad a media Isla, se debe a una clara apuesta por Unelco de Coalición Canaria que, insultando la inteligencia de los tinerfeños, intenta desviar la atención sólo contra Unelco, una empresa que ha jugado a sus intereses porque se lo han permitido el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife. Nos vemos en la manifestación del sábado.

* Presidente del Grupo Socialista

del Cabildo de Tenerife

JOSÉ VICENTE GONZÁLEZ BETHENCOURT *