Canarias

El PSC presenta una enmienda a la totalidad a los presupuestos

Los socialistas estiman que las cuentas del año próximo diseñadas por el Gobierno Autónomo incidirán en el alejamiento de las Islas de la convergencia económica con España y Europa y defienden un cuadro más expansivo que permita luchar contra el estancamiento económico.

EFE, S/C de Tenerife
19/nov/02 16:30 PM
Edición impresa
EFE, S/C de Tenerife

El Grupo Socialista en el Parlamento de Canarias presentó ayer una enmienda a la totalidad con solicitud de devolución a los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2003, según informó ayer el portavoz del PSC en materia presupuestaria, Augusto Brito.

Esta enmienda a la totalidad será debatida en el pleno que la Cámara Autonómica celebrará el próximo jueves, de acuerdo con el calendario de tramitación presupuestaria fijado por la Mesa del Parlamento.

Augusto Brito dijo a "Efe" que el rechazo socialista al proyecto de presupuestos para 2003 se basa en que las cuentas del año próximo diseñadas por el Gobierno incidirán en el alejamiento de Canarias de la convergencia económica con España y Europa.

Ese alejamiento, en opinión de Augusto Brito, ya se ha empezado a producir en 2002, por tener un presupuesto que no ataja el ciclo económico negativo que atraviesa la economía canaria.

Los socialistas defienden un presupuesto más expansivo que permita luchar contra el estancamiento económico.

La enmienda a la totalidad también se justifica por el incremento de los gastos corrientes de la Administración Autonómica por encima de la media de crecimiento del presupuesto, a la vez que las inversiones crecen por debajo de la media, según Brito.

Tampoco están de acuerdo los socialistas con la "debilidad" presupuestaria de las políticas sociales y de empleo para el próximo ejercicio.

El proyecto de presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2003 aprobado por el Gobierno de Canarias prevé un gasto de 4.361 millones de euros, un 5,94 por ciento más que en 2002.

Si la enmienda a la totalidad socialista es aprobada en el pleno del jueves, los presupuestos serán devueltos al Gobierno, pero si ésta no consigue el respaldo de la mayoría de la Cámara, como se espera, el proyecto continuará su tramitación.

Superado el debate de totalidad, los grupos podrán presentar enmiendas parciales al articulado del presupuesto hasta el 3 de diciembre, y las modificaciones propuestas por las fuerzas políticas serán debatidas en la Comisión de Presupuestos y Hacienda.

La Comisión nombrará una ponencia que realizará un informe hasta el 10 de diciembre como plazo máximo.