Jornada Deportiva
JONAY PALAZÓN JUVENIL DEL ROSARIO Y PUNTAL DE LA SELECCIÓN DE TENERIFE

"Yo no tengo APELLIDO"

Con 19 años, 190 centímetros y 125 kilos reúne las condiciones para ser puntal. Pero no se siente valorado. "Cuando tumbé a Martel dio la sensación de que no lo tiré yo, sino que él luchó mal".
19/nov/02 15:29 PM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

Jonay Palazón sueña con llegar la cima. Y la cúspide para un luchador es alcanzar la categoría de puntal. Su trayectoria describe una línea ascendente. Con 19 años, 190 centímetros de estatura y 125 kilogramos de peso reúne los requisitos físicos para augurarle un futuro halagüeño. De momento, su carrera está unida al prestigioso Torneo Pancho Camurria de selecciones juveniles. Ha sido el artífice del octavo y noveno triunfo consecutivo de Tenerife en la final.

En la penúltima edición derribó a David Martel en el enfrentamiento decisivo de la luchada, y en la última estuvo aún más inspirado, si cabe. Tumbó de nuevo a David Martel y a José Antonio Santana, puntales de la selección de Gran Canaria. Ama tanto nuestro deporte, que tiene dedicación exclusiva. Su vida gira alrededor de la lucha canaria.

-¿Cuál fue el primer encuentro que vio?

"Un Tegueste-Rosario, y la única agarrada que recuerdo la disputaron Quico Pérez y Quico González. Si no me falla la memoria, Quico Pérez tumbó en el minuto a Quico González, y ganó el Tegueste".

-¿A qué luchador admira?

"Soy seguidor de Marcos Galván, Valen Torres y, especialmente, de José Ángel Méndez, que con su cuerpo se mantiene entre los mejores".

-¿Se parece en algo a ellos?

"Ojalá".

-¿Cómo se define como luchador?

"Fuerte, que acometo por mañas altas, buen contrista...(vacila). Creo que es mejor que lo hagas tú".

-Sin familiares practicantes, ¿dónde se aficionó a este deporte?

"Lo practico desde niño y me gustó. Hasta hace poco era un "petardillo", pero trabajando cada día he ido mejorando".

-¿Qué entrenadores han marcado su carrera?

"El primero fue Chevo Ledesma".

-¿Qué le agradece?

"Me enseño a coger posición, a confiar en mí. Antes, también, Lolo Ledesma me había enseñado bastante. Pero es con Vicente Fernández con el que me he hecho un luchador, y también con "el Chicharro". Los dos están todos los días conmigo en los entrenamientos".

-¿Cuáles son los requisitos necesarios para ser un buen luchador?

"Sobre todo, la preparación. Últimamente no lo he podido hacer como a mí me gusta, porque las lesiones no me han dejado. Por ejemplo, una semana te molesta la rodilla y no entrenas; el fin de semana luchas y te lastimas de nuevo. Todo eso resta continuidad".

Un día normal de trabajo

-¿Cómo es un día cualquiera en la preparación de Jonay Palazón?

"Me levanto a las 9-9:30 y voy a caminar o a correr al campo de fútbol de Valle de Guerra, que lo tengo al lado de casa. Después de almorzar, voy al gimnasio y, por la tarde, agarro a lucha".

-¿A qué distancia se ve de la categoría de puntal?

"Todavía me queda. Tengo que trabajar mucho".

¿Dónde nota más carencias?

"Me falta mucha colocación. Y hasta ahora he tumbado mucha gente luchando a la contra, esperando al rival; pero ya noto que son ellos los que me aguardan. Y me falta esa "pizca" de experiencia para adaptarme a cada situación".

-¿Cuál es la maña en la que más confía para derribar a un rival?

"En el sacón de brazo".

-¿De qué encuentro guarda mejor recuerdo?

"Sin duda, la final del Torneo Pancho Camurria del pasado día 9, en Los Campitos".

-¿Cómo le sentó verse nada más iniciar la brega con la primera agarrada en contra?

"Muy mal, sobre todo, porque Agustín Melián, el mandador, había confiado en mí. Antes de decidir los enfrentamientos nos preguntó a Elieser Gutiérrez y a mí, con quién preferíamos agarrar. Su intención era que yo saliera con Martel, y Elieser con Santana. Y yo le respondí que me apetecía agarrar con Santana, porque me había tirado anteriormente".

-Entonces, ¿salió "rascado"?

"Sí. Aunque la primera consigna fue la de aguantarlo; porque es un luchador contrista. Pero intenté tocarlo p´atrás, con la intención de que se enderezara, pero me contreó muy bien. Me dejó loco. No pude hacer otra cosa que dejarme ir".

-Sin embargo, luego se recuperó, ¿verdad?

"Para mí, caer ese encuentro, en mi última temporada como juvenil, era hacer el ridículo. Tuve que ir a por el como fuera, no tenía otra opción".

-A pesar de ganar el encuentro, su gran actuación pasó bastante inadvertida, ¿le molestó?

"Me sentó mal por mucha cosas. Por ejemplo, vi el encuentro por la tele y cuando tumbé a Martel, dio la sensación de que no lo tiré yo, sino que él luchó mal. Cuando derribé a Santana fue porque el vino a por mí y yo aproveché el descuido. Pero ya estoy acostumbrado a todo eso, porque no tengo apellido, y tengo que ganármelo poco a poco".

-¿Siente que es poco estimado?

"No. Yo estoy muy a gusto en el Rosario".

-¿Pero en pretemporada tuvo ofertas tentadoras?

"Sí, y de hecho le pedí la libertad al equipo, pero no con la intención de irme a otro club, sino para tenerla y poder decidir qué hacer la próxima temporada. Y si no me fui del Rosario no fue por el precio de la libertad, porque había un equipo decidido a abonarla".

-¿Y por qué se quedó?

"Hablé con Vicente Fernández y me convenció".

-¿Le preocupa que a final de este ejercicio continúe aún retenido por el Rosario?

"No. Estoy a gusto en El Valle. Sólo me gustaría que mi trabajo y esfuerzo sea tenido más en cuenta".

-¿Qué equipos son los que intentaron ficharlo?

"San Isidro y Tegueste".

-¿Cómo ve el futuro?

"Me apetece quedarme en el Rosario. Sé que en todos sitios hay críticas y criticones, que cuando estás bien no te dicen nada; pero si las cosas te salen mal, ya no vales para nada".

-¿Y la directiva?

"Se ha portado muy bien conmigo. Ha atendido mis peticiones en todo momento. Me apoya bastante, y yo estoy contento con lo que hago".

-¿Con quién le apetece compartir sus éxitos, y a quién dedica sus triunfos?

"A mi familia, a mi madre, a mi novia; también a Vicente Fernández, el entrenador, y a Julio, mi preparador en el gimnasio. Y también a todos los demás compañeros y directivos del Rosario"

JONAY PALAZÓN JUVENIL DEL ROSARIO Y PUNTAL DE LA SELECCIÓN DE TENERIFE