Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fuerzas kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico en Siria leer

La final de la Copa El Corte Inglés de Cadetes augura una noche festiva

Rosario y Tegueste se enfrentan en el terrero de Las Canteras después de que lo hagan Granaderas y Arguama. Éstos pugnarán por el tercer y cuarto puesto, a las 20:30 horas de hoy; luego se decide el segundo título de la temporada. El choque estelar tiene sabor a revancha entre escuelas señeras.
19/nov/02 15:29 PM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

Esta noche se disputa la final de la Copa El Corte Inglés de Categoría Cadete y la pugna por el tercer y cuarto puesto. Las dos luchas están previstas en el terrero Pedro Rodríguez "el Pollo de Las Canteras". La confrontación de consolación la protagonizan Granaderas y Arguama Unelco; y comienza a las 20:30 horas. A continuación se emparejan el Tegueste Cemex Teide y el Rosario Promotora Cáceres y Barbuzano.

Los cuatro equipos auguran una noche festiva, donde la confrontación estelar tiene sabor a revancha entre las escuelas más señeras de este deporte en la Isla de Tenerife. El desquite es para los pupilos de Juan de la Rosa, mandador de las categoría inferiores del Tegueste. En semifinales de la Liga CajaCanarias midieron sus fuerzas con el equipo de Valle de Guerra, y perdieron con él, a la postre, campeón. Pero la derrota tuvo una lectura propia. Fue como consecuencia de la lesión de Juan Eduardo González. En la segunda ronda de enfrentamientos, éste agarró con Joel Pérez, que le trabó un garabato. En el posterior forcejeo la rodilla izquierda de Juan Eduardo salió mal parada. Ante enormes muestras de dolor, el luchador teguestero se dio por vencido y tuvo que dejar su lugar a otro compañero.

A partir de ahí, el desánimo se apoderó de la plantilla del Tegueste. La repercusión de la baja de Juan Eduardo, la confusión que generó el desconocimiento del alcance de su lesión y las lágrimas del luchador minaron la moral del resto de compañeros. El equipo se vino abajo y acabó perdiendo.

Las medias caderas a toque de pito de Jonay Reyes no fueron suficientes para enderezar el rumbo. La calidad Kilian Afonso no tuvo el efecto balsámico de otras ocasiones, porque el Rosario se aprovechó de la descoyuntara. Marcos Acosta continuó cogiendo el muslo y tocando p´atrás con más efectividad que cuando Juan Eduardo estaba en brega. Joel Pérez exhibió su garabato con más habilidad que de costumbre. Aitor Gutiérrez hizo labor de equipo. Aday Palazón ejecutó las mejores caderas se su repertorio, y Alejandro Perdomo "arrancó" sentidos aplausos entre los espectadores.

Esa noche, al Rosario le salió todo y el Tegueste sufrió las consecuencia del lado más triste del deporte: la lesión.

Pero hoy, las fuerzas están equilibradas. Reaparece Juan Eduardo y, a tenor de sus últimas actuaciones, lo va a hacer con renovados bríos. En él se sostienen muchas de las ilusiones la cantera del Tegueste. Estéril en los últimos años, el equipo que preside Encho Rodríguez y todo el entorno ve en el hijo del fino ex luchador Juan González y puntal a corto plazo. En cambio, el Rosario no puede contar con Alejandro Perdomo. Otro chico que creció envuelto en ropa de brega; en la indumentaria de su Perdomo, su progenitor. El chico está lesionado, y se cae de la lista de elegidos por Manuel de León "el Chicharro".

La luchada la va a arbitrar Tomás González. Este mismo colegiado dirige la pugna preliminar entre Granaderas y Arguama Unelco.

Otro logro para el Norte

Independientemente del resultado de la pugna por el tercer y cuarto puesto, es un logro para la lucha canaria del Norte de Tenerife y, concretamente la de la Isla Baja, estar en entre los cuatro mejores.

El Granaderas ha conseguido extender la práctica de la lucha en una comarca donde tradicionalmente no ha tenido arraigo. Y lo está haciendo trabajando con las categorías de base. Los logros del representativo de Icod de Los Vinos no son esporádicos. Ya estuvo en la final de consolación de la Liga. La perdió ante el Tegueste, pero hoy es favorito.

Juan Jesús Tejera, Jaime García y Jonathan Estévez son los actores principales de la plantilla. Tienen asignada la tarea de crecer; de subir un peldaño más en los puestos de privilegio. El objetivo es pasar del cuarto al tercer lugar en el podio de la segunda competición más importante de la temporada para los luchadores en edad cadete.

El rival es el Arguama Unelco. Cristo Mesa, mandador del representativo de Igueste de Candelaria, ha conseguido aunar los esfuerzos de su grupo hasta el punto de convertirlo en revelación de la competición. Al mediados de septiembre, ni los más optimistas hubieran apostado por el Arguama como semifinalista. Y lo cierto es que en cuartos de final este equipo derrotó al Unión Canteras Cristalerías Marrero, subcampeón de Liga. El de esta noche es otro reto.