Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Sánchez a Casado:"La deriva del PP no puede implicar la de las instituciones" leer

El Gobierno podrá reducir los horarios de los comercios en zonas turísticas

El Ejecutivo Autónomo prevé establecer, vía decreto, que los establecimientos en núcleos de gran afluencia turística tengan libertad de horarios (como hasta ahora), pero se reserva la capacidad de limitar esta excepción a unos períodos determinados del año.

EL DÍA, S/C de Tenerife
20/nov/02 16:30 PM
Edición impresa

Los comercios de determinadas zonas turísticas del Archipiélago tendrán "plena libertad" de horarios de apertura, según recoge el proyecto de decreto de horarios comerciales que el Consejo de Gobierno tomó en consideración el lunes pasado. El Ejecutivo se reserva, no obstante, la posibilidad de fijar los períodos del año en que los establecimientos podrán abrir los sábados y domingos. Además se tendrá que tratar de zonas con una gran afluencia de turistas o en donde la población de hecho supere a la de derecho, informó ayer el portavoz del Ejecutivo, Pedro Quevedo.

El decreto de horarios comerciales, a propuesta de la Consejería de Economía, Hacienda y Comercio, adapta a la Comunidad Autónoma la normativa estatal, de forma que los establecimientos comerciales podrán ordenar, libremente, sus horarios siempre que se cumpla un máximo de 90 horas semanales.

Quevedo explicó, en rueda de Prensa, que el responsable de Comercio, Adán Martín, determinará los días festivos en que los comercios podrán abrir al público, que serán 11 en 2003 y 12 en 2004, una vez oídas las cámaras de comercio, las sindicales, así como las organizaciones empresariales y de consumidores.

Agregó que se dan dos excepciones a lo regulado en el decreto. Las pastelerías, panaderías, establecimientos de prensa, dispensadores de combustibles y carburantes, flores y plantas y estaciones de medios de transportes tendrán "plena libertad" para abrir los días festivos por su carácter de utilidad al ciudadano. Asimismo, tendrán también libertad de apertura todos los comercios ubicados en zonas turísticas que estén sometidas a una gran afluencia de visitantes.

El portavoz del Gobierno de Canarias advirtió de que el Ejecutivo se reserva la capacidad para establecer las excepciones sólo para períodos determinados del año.

Se recoge también la excepción para los comercios de artesanía, siempre que dispongan de autorización municipal.