Canarias

Castro critica la poca implicación de los Ayuntamientos en vivienda

El consejero de Obras Públicas aseguró ayer que desde su departamento se ha reclamado a las administraciones locales un mayor esfuerzo, "pero sólo hemos encontrado oposición. Todo el mundo rehuye", recalcó.

J.E., S/C de Tenerife
20/nov/02 16:30 PM
Edición impresa

El consejero de Obras Públicas, Vivienda y Aguas del Gobierno de Canarias, Antonio Castro, lamentó ayer "la oposición" encontrada por su departamento en las administraciones locales cuando ha tratado de implicarlas en política de vivienda, especialmente a la hora de que cedan suelo para construir viviendas de protección oficial.

Antonio Castro, que ayer compareció en la comisión de Obras Públicas, Vivienda y Aguas del Parlamento Regional para presentar el Plan de Vivienda de Canarias 2002-2005, advirtió a Ayuntamiento y Cabildos de la necesidad de ser serios y responsables y recomendó a ambas instituciones que reflexionen sobre la postura que han mantenido.

Una de las medidas incluidas en el proyecto de ley de vivienda prevé la afectación directa de suelo a la construcción de viviendas por el establecimiento de un stándar urbanístico mínimo. Castro aseguró que desde su departamento se ha "tratado de implicar a las administraciones locales en política de vivienda, pero sólo hemos encontrado oposición" y llamó la atención sobre el hecho de que las Corporaciones Insulares "no han querido asumir las competencias" que la llamada Ley de Cabildos les otorga en esta materia.

En relación al Plan de Vivienda de Canarias 2002-2005, apuntó que prevé una inversión que supera los 555 millones de euros, de los cuales 316 corresponden a la Comunidad Autónoma y 239 al Estado y que es "orientativo, no vinculando a ningún municipio, pues las actuaciones están insularizadas y se harán allí donde se aporte suelo".

Descoordinación

Por parte del Grupo Socialista, el diputado José Antonio García Déniz criticó la falta de coordinación en el Gobierno de Canarias en política de vivienda y las contradicciones dentro del propio plan. Denunció cobros indebidos a la hora de adquirir una vivienda protegida y la ausencia de una programación clara sobre las necesidades futuras. Pablo Matos, portavoz adjunto del PP en la Cámara Autonómica, indicó que su formación comparte en gran medida los objetivos del plan, aunque solicitó al Gobierno que utilice el potencial de la Reserva de Inversiones Canaria para construir viviendas de régimen especial en alquiler.