Vivir

La CESM calcula que la mitad de los usuarios de Tenerife tiene todavía tarjetas del Insalud

El vicepresidente de Atención Primaria, Levy Cabrera, calificó ayer de "denigrante" que después de ocho años del traspaso de las competencias en Sanidad circulen tarjetas del Insalud y denunció que muchos usuarios sólo disponen de un papel como justificante.

El DÍA, S/C de Tenerife
20/nov/02 20:03 PM
Edición impresa

El vicepresidente de Atención Primaria de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM - Tenerife), Levy Cabrera Quintero, denunció ayer que la mitad de los usuarios del Servicio Canario de Salud (SCS) que residen en Tenerife podrían estar en posesión, todavía, de tarjetas sanitarias del Insalud, una circunstancia que consideró "denigrante" al transcurrir ocho años del traspaso de estas competencias y que achacó al "deficiente" funcionamiento del sistema de expedición.

Según explicó Cabrera Quintero a EL DÍA, los "problemas" en este servicio se remontan a antes de 2000, lo que ha motivado que otro tanto por ciento de los usuarios de la Isla dispongan únicamente de un "papel", de color blanco o amarillo, como justificante de la tarjeta sanitaria lo que repercute, dijo, "en la labor asistencial, en el conocimiento real del cupo de pacientes por los facultativos y en los propios usuarios".

El delegado de la CESM - Tenerife aseguró que el sindicato ha sido informado de que "el SCS no ha presupuestado el dinero suficiente y que la empresa encargada de fabricar las tarjetas ha dejado de hacerlo por falta de pago" y denunció que "mientras esto sucede en Tenerife, la Gerencia de Atención Primaria de Gran Canaria presupuesta cuatro veces la cantidad de dinero que la de aquí y dispone de una máquina propia, que costó unos dos millones de pesetas, para expedir directamente las tarjetas sanitarias".

Cabrera Quintero señaló que "el problema afecta a la práctica totalidad de las consultas de los centros de salud", desde los que recibe "quejas de pediatras y médicos porque pasa el tiempo y siguen viendo a los mismos pacientes con estos papeles, sin que estén incluidos en su cupo".

Añadió que "desde la unidad de expedición de tarjetas de Añaza se nos ha informado de que a los pocos días de recibir el impreso F - 1, de solicitud de médico por parte de los usuarios, se les incluye en el cupo del médico indicado, pero yo he comprobado personalmente que no es así en varios casos".

Cupo de pacientes

Denunció las dificultades para cuantificar el número exacto de usuarios que acuden con justificantes a los centros de salud porque "desde hace más de un año, el Servicio Canario de Salud dejó de enviar a cada médico la relación de usuarios de su cupo, justo cuando comenzaron a detectar que no estaban incluidos los que carecían de tarjeta sanitaria".

Añadió que en la nómina de cada médico figura el concepto de "pago capitativo" por el número de tarjetas sanitarias a cargo, de unos 90 céntimos de euros por usuarios del SCS, calculó.