Canarias

Sanidad dice que las listas de espera de más de 6 meses se han reducido un tercio

El responsable de este departamento autonómico, Rafael Díaz, expuso ayer en el Parlamento los resultados del plan de choque puesto en marcha por su área para paliar el problema, cuya duración es de 18 meses y que, de momento, no convence ni a socialistas ni a populares.

JORGE ESPINEL, S/C de Tenerife
21/nov/02 16:30 PM
Edición impresa

El consejero de Sanidad y Consumo del Gobierno de Canarias, Rafael Díaz, aseguró ayer que su departamento ha logrado reducir en algo más de un tercio las listas de espera quirúrgicas de más de seis meses.

Rafael Díaz, que compareció en el Parlamento de Canarias para explicar, a solicitud del Grupo Socialista, el plan de choque contra las listas de espera puesto en marcha por la Consejería de Sanidad y Consumo a principios de año, afirmó que el 31 de diciembre de 2001 el número de personas que llevaban esperando más de seis meses una operación quirúrgica ascendía a 13.639 y que a finales de septiembre en esa situación se encontraban 9.073 pacientes.

El titular de Sanidad y Consumo apuntó que tras el análisis del "plan de abordaje de las listas de espera" su equipo había detectado que el mayor incremento se había producido en las operaciones de cataratas y, por ello, tenían previsto poner en marcha un plan especial para este tipo de intervenciones.

Díaz señaló que la puesta en marcha de este plan le habían supuesto a las arcas públicas más de seis millones de euros (mil millones de pesetas) y que para el próximo año las previsiones son que supere los 4,8 millones de euros (800 millones de pesetas).

"Vulnera un legítimo derecho"

Tanto el portavoz socialista en materia de sanidad, Álvaro Argany como su homóloga del PP, Mercedes Roldós, fueron bastante críticos a la hora de valorar los resultados del citado plan de choque.

Argany lamentó la "mala planificación, la falta de recursos humanos y técnicos y el desajuste entre la oferta y la demanda" de las actuaciones llevadas a cabo por la Consejería para reducir las listas de espera, así como la ausencia de información a los afectados por este fenómeno.

A su juicio, en esta materia el Gobierno Canario carece de un plan estratégico y de financiación y "no ha puesto todos los medios para que el ciudadano no tenga que aguantar las listas de espera".

Por su parte, Mercedes Roldós recordó que las listas de espera "vulneran el legítimo derecho de acceso a la atención sanitaria de los ciudadanos" y apuntó que esa demora supone un riego importante para los pacientes, además de tener unas repercusiones económicas importantes.

Recriminó a Díaz que en su exposición se ciñera solamente a las listas de espera quirúrgicas y que obviara las que existen en la primera consulta de atención especializada y en las pruebas diagnósticas.