Vivir

Rodríguez solicitará la retirada del término "godo" del Plan de Inmigración

El presidente del Gobierno de Canarias "recomendará" a los autores del texto, que sitúa en el Foro de la Inmigración, que eliminen la referencia para "evitar que sea utilizada torticera e indebidamente" y no dar lugar a cualquier "resquicio de oportunismo".

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
22/nov/02 20:06 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, se mostró ayer partidario de retirar del Plan Canario de Inmigración el término "godo" del texto para "evitar que sea utilizado "torticera e indebidamente" y para "eliminar cualquier resquicio para el oportunismo". E insistió en que "recomendará al foro del que partió "que lo quiten".

Román Rodríguez manifestó en los pasillos de la Cámara Autonómica que esta polémica en torno al texto del plan "ha sido generado artificialmente por alguien que no tiene políticas, porque las que tiene son las que nosotros les damos a firmar".

No obstante, el presidente del Ejecutivo invitó al Partido Popular a firmar un documento "del que han sido coautores y que además se ha modificado para evitar cualquier interpretación perversa o interesada". "Y si no lo quieren suscribir - añadió - que no lo suscriban, y que sean ellos los que expliquen a los ciudadanos los móviles que les llevan a no suscribir una alianza que se va a suscribir en Andalucía, en España y en Canarias", subrayó.

Continúan los problemas

El presidente del PP canario, José Manuel Soria, señaló ayer que continúan los problemas "de forma y de fondo" para firmar el pacto por la inmigración.

El presidente de los populares reiteró que su partido no firmará pacto alguno sobre la inmigración "que no deje meridianamente claro que los peninsulares" y el resto de los ciudadanos de la UE "no son inmigrantes", y advirtió de que en ese caso "ni tan siquiera vale la ambigüedad".

"Tiene que quedar absolutamente claro: ningún peninsular en Canarias es inmigrante", enfatizó.

Soria, por ello, pidió al Gobierno, "y sobre todo al presidente", que "despeje dudas" sobre ese asunto, "y sobre todo tranquilice a las comunidades de personas que están empezando a expresar una profunda inquietud" por los términos que recoge el documento.