Actualidad

El Gobierno quiere que sea Unelco quien renuncie a montar la línea

El presidente del Ejecutivo Regional, Román Rodríguez, solicitó ayer a Endesa que renuncie unilateralmente a los derechos sobre la polémica línea de alta tensión para facilitar los trámites administrativos y jurídicos que harán efectivo su "arrepentimiento" sobre el proyecto.

EL DÍA/EFE, Madrid
27/nov/02 14:09 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, anunció ayer en Madrid que pedirá al presidente de Endesa, Manuel Pizarro, que su filial Unelco renuncie a los derechos sobre el tendido de alta tensión que tiene proyectado para el Sur de la Isla y aseguró que la construcción de dos turbinas en Arona garantizará el suministro en la zona durante dos años.

Rodríguez aseguró que la intención del Ejecutivo de "dejar sin efecto" los decretos que sustentan el proyecto del trazado eléctrico, por la vía de excepción recogida en la Ley del Territorio, quiere "reconocer que la última palabra la tienen los ciudadanos", en referencia a la manifestación multitudinaria del pasado 23 de noviembre.

Para agilizar el trámite, según explicó el presidente del Gobierno Regional, de forma que quede resuelto esta misma semana, "hemos pedido a Unelco que renuncie a sus derechos", momentos antes de sostener una reunión con el presidente de Endesa, Manuel Pizarro.

Después de la misma, fuentes del Ejecutivo aseguraron que Endesa se había mostrado dispuesta a negociar una salida pactada, aunque no especificaron de qué modo.

Aunque aún no se ha hecho oficial la revocación de los decretos, todo hace indicar que ésta podría producirse en el Consejo de Gobierno previsto para este viernes.

De hecho, otras fuentes del Gobierno aseguraron a este periódico que "la decisión política ya está tomada, sólo falta salvar los cauces administrativos y jurídicos que lo permitan".

Precisamente con ese objetivo, en la mañana de ayer se produjo una reunión entre el consejero de Presidencia, Julio Bonis, y el presidente de Unelco, Ángel Ferrera, para analizar las consecuencias de la derogación del permiso.

No obstante, Julio Bonis rehusó hacer comentarios sobre el contenido la reunión.

De cualquier modo, Unelco-Endesa ya ha anunciado que asumirá la decisión que adopte el Gobierno de Canarias y pidió que se acelere el proceso para poner en funcionamiento las turbinas "como medida transitoria para aliviar la saturación" de las redes eléctricas de la Isla.