Nacional

Golpe de la Guardia Civil a los "restos supervivientes" del GRAPO

Interior considera a los siete detenidos responsables de los aparatos de propaganda, captación, finanzas y relaciones internacionales de la banda terrorista. Tres de ellos son "históricos" ya excarcelados tras larguísimas condenas, como la sangrienta López Anguita, con 385 años de pena.

COLPISA, Madrid
27/nov/02 20:13 PM
Edición impresa

Apenas cuatro meses después de la caída en España y Francia de la nueva cúpula de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO), la Guardia Civil volvió a golpear en Madrid y Valladolid a los "restos supervivientes" de esta organización terrorista.

Siete presuntos activistas, miembros todos ellos del PCE-r - el aparato político de los GRAPO según el Ministerio del Interior - fueron arrestados, acusados de ser los actuales responsables de los aparatos de captación, propaganda, relaciones internacionales y finanzas de la organización armada.

Tres de los capturados son históricos grapos de la década de los setenta, condenados y excarcelados tras decenas de años de cárcel, entre ellos María del Carmen López Anguita, una de las terroristas más sangrientas de la década de los setenta.

La operación antiterrorista desatada por los servicios de Información del instituto armado es consecuencia de las declaraciones de los 14 activistas detenidos el pasado 18 de julio a ambos lados de la frontera en una operación en la que cayó en París el triunvirato que dirigía por entonces los GRAPO: los ex pistoleros Marcos Martín Ponce, Fernando Hierro Chacón y Gema Rodríguez Miguel.

El ministro del Interior, Ángel Acebes, calificó ayer los arrestos de "golpe muy importante de lo que podía quedar del GRAPO".

Operación abierta

Acebes, que aseguró que la operación continúa abierta y que pueden producirse nuevas detenciones en las próximas horas, precisó que los detenidos forman parte de la "estructura de colaboración de GRAPO en España". Pese a destacar la trascendencia del golpe policial, el titular de Interior insistió en que "nunca se puede decir que la organización esté completamente desarticulada".

El dispositivo policial, que abortó una vez más la reorganización de los GRAPO, comenzó el pasado lunes a las 12.00 en los distritos madrileños de La Concepción, Puente de Vallecas y Tetuán, después de que los jueces Baltasar Garzón y Guillermo Ruiz Polanco dieran luz verde a la detención de los tres históricos activistas.

Éstos son: Josefa Alarcón, "Pepa" (53 años), en libertad desde 1994 tras cumplir 16 de los 24 años a los que fue condenada; Carmen López Anguita (44 años), excarcelada en 1999 tras cumplir 20 de los 385 años de cárcel a los que fue condenada por participar en la colocación de la bomba en la cafetería madrileña "California 47" el 26 de mayo de 1979, con 9 muertos y 61 heridos; y Victorio Calcerrada (47 años), dejó la cárcel en 1996 tras cumplir 16 de los 40 años.

Los "legales"

Tras la confirmación de los arrestos de los tres históricos grapos, se inició la segunda parte de la operación con la detención de tres miembros "legales" de la banda en Madrid y el arresto, por segunda vez en poco más de un año, de otra activista en Valladolid.

En los distritos madrileños de Latina y Villaverde "cayeron" durante la madrugada y la mañana Aníbal Saugar (36 años); Javier García Victoria (24 años); y Juan Carlos Matas (37 años). Horas después, cayó en Valladolid María Eugenia Gimón (36 años). En Valladolid, los efectivos aún buscaban a una octava persona durante la tarde, que podría tratarse de Vieites Santos, excarcelado recientemente.