Tenerife Norte

El Cabildo ensaya en Teno un sistema biológico para depurar aguas residuales

La instalación ha sido diseñada para atender las necesidades de un volumen medio de 200 personas, si bien puede alcanzar un máximo de 500, y fomenta el equilibrio entre las especies que intervienen en el proceso, según explicó el consejero Wladimiro Rodríguez Brito.

EL DÍA, Puerto de la Cruz
27/nov/02 18:31 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife ya ha obtenido los primeros resultados de la experiencia con un sistema de depuración biológica de aguas residuales instalado en el parque rural de Teno. La planta piloto fue construida en el Carrizal Alto y está dotada con filtros compuestos por especies de diferentes plantas, que sirven para tratar las aguas residuales procedentes del caserío, a unos costes de mantenimiento que los técnicos insulares consideran prácticamente inexistentes.

La instalación podrá ser visitada una vez acondicionada para ello, lo que incluirá una mesa interpretativa y otros elementos.

En opinión del consejero insular de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez Brito, "este proyecto está inscrito en una iniciativa de mayores proporciones que consiste en la elaboración de un estudio en las poblaciones de este espacio natural para determinar sistemas de depuración biológica que se ajusten a sus especiales características de cada uno de los núcleos. La marcha de esta planta nos va a orientar, por tanto, sobre en qué otros lugares del parque puede aplicarse este método innovador y de qué manera debe ser implantado para obtener el mejor rendimiento".

La depuradora ha sido diseñada para atender las necesidades de un volumen medio de 200 personas, si bien puede alcanzar un máximo de 500. De esta manera, está integrada por una antigua fosa séptica, una segunda con funciones de biodigestor donde se produce la decantación de sólidos, un filtro biológico y un charco laguna, donde se desarrollará la última fase de la depuración. En esta última zona se ha introducido peces para complementar la depuración, eliminar larvas de mosquito y servir de alimento a las águilas pescadoras. El agua puede ser utilizada para riego o derivarse al barranco para mantener su sistema natural.

Las plantas que se decidió emplear en este proyecto de carácter experimental pertenecen a diversas especies que se encuentran distribuidas en los barrancos de Teno y han sido objeto de varias pruebas.