Vivir

Los beneficios del Plan Sociosanitario se extenderán a los emigrantes canarios

El Gobierno Autónomo construirá siete centros de mayores fuera del Archipiélago, anunció el consejero de Empleo y Asuntos Sociales, Marcial Morales, en la Conferencia Sectorial celebrada ayer en La Gomera, en la que también se habló de financiación de algunos servicios sociales.

EFE, San Sebastián
27/nov/02 20:13 PM
Edición impresa

La Conferencia Sectorial de Asuntos Sociales analizó ayer en La Gomera la propuesta de crear siete centros de mayores fuera del Archipiélago, sobre todo en Venezuela, que llevarán el nombre de las patronas insulares, informó el consejero de Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Marcial Morales.

Cada una de las residencias dispondrá de 50 nuevas plazas residenciales y un número todavía sin determinar para estancia diurna.

Morales añadió que se ha puesto en marcha la construcción de la residencia Nuestra Señora de los Reyes, en Quibor, y que en el 2004 se iniciará la construcción del centro Nuestra Señora de las Nieves, también en Venezuela.

El consejero señaló que tanto la inversión inicial como el mantenimiento "no representan una cifra importante" en el marco del Plan Sociosanitario canario, por cuanto el coste en países como Venezuela desciende un tercio con respecto al español, precisó.

Esta medida se fundamenta en dotar también a los canarios que residan fuera del Archipiélago de las ventajas del Plan Sociosanitario, que prevé duplicar las plazas de atención residencial y estancia diurna en las Islas durante los próximos años.

Según recordó Marcial Morales, el Plan Sociosanitario, que proyecta la creación en Canarias de 3.029 nuevas plazas residenciales y 1.050 de estancia diurna "se extiende ahora a personas emigrantes y se solidariza con los que están fuera".

Además de este punto, la conferencia sectorial realizó una evaluación del Plan Sectorial Sociosanitario y del destinado a las personas con discapacidad, que se espera se suscriba con los Cabildos el próximo año con el objetivo de duplicar las plazas para los enfermos mentales, los discapacitados psíquicos y para enfermos con necesidad de una tercera persona.

También se determinó "normalizar" la financiación de los menores declarados en desamparo, cuya guarda y custodia depende de los Cabildos. Tal y como adelantó Morales, el Ejecutivo Autónomo dotará a las corporaciones insulares de 37,26 euros al día por menor en situación de desamparo para cubrir tanto los gastos de personal como manutención y educación.

El consejero apuntó que también se dará apoyo a los programas de riesgos de los ayuntamientos por medio de la financiación conjunta, y la atención a los menores inmigrantes, con la aportación de más de un 80 por ciento del coste por parte del Ejecutivo.