Actualidad

El Gobierno anula los decretos que autorizaban el tendido en Vilaflor

El Ejecutivo Autónomo decidió ayer dejar sin efecto los dos acuerdos que permitían a Unelco la instalación de una línea de alta tensión en parajes del municipio chasnero.

EL DÍA, S/C de Tenerife
30/nov/02 14:09 PM
Edición impresa

El Consejo de Gobierno decidió ayer dejar sin efecto los dos decretos que autorizaban a la empresa Unelco la instalación de un tendido eléctrico de alta tensión en parajes naturales del municipio de Vilaflor. El acuerdo responde al rechazo expresado por los ciudadanos al proyecto en la manifestación que aglutinó a más de 100 mil personas en Tenerife el pasado sábado.

El portavoz del Ejecutivo Autónomo, Pedro Quevedo, explicó que dejar sin efecto los decretos es igual que derogar o anular los mismos, salvo que al tratarse de un acto administrativo se tiene que utilizar ese término. Aseguró que tras esta decisión desaparecen los decretos y que "no hay posibilidad de mover una piedra"

Quevedo manifestó que la empresa Unelco comparte la misma preocupación que el Gobierno por la alerta energética en el Sur de la Isla, pero matizó que los decretos se hubieran anulado con o sin acuerdo de la compañía. No obstante, reconoció que garantizar su apoyo era necesario para poder cumplir el compromiso adquirido por el presidente canario, Román Rodríguez, de suspender los permisos.

El portavoz manifestó que la "razón fundamental" para poder adoptar esta decisión con garantías es la existencia de la seguridad jurídica suficiente para poder instalar con carácter urgente dos turbinas de gas, en Arona, que "resolverán transitoriamente las necesidades perentorias del Sur de la Isla".

"Afortunadamente, tenemos esta oportunidad para recoger las aspiraciones de los ciudadanos y hacer desaparecer los dos decretos", añadió Quevedo.

Respuesta contundente

Expuso que los dos decretos, que autorizaban la urgente ocupación de los bienes y derechos a la empresa para poder ejecutar su proyecto, respondían a una preocupación por garantizar el suministro eléctrico de una zona de la Isla. Agregó que, sin embargo, la manifestación ciudadana en contra fue tan contundente que el presidente canario, Román Rodríguez, esa misma tarde, se comprometió con los tinerfeños a suspender los permisos.

El portavoz del Ejecutivo consideró que no es responsabilidad del Gobierno ofrecer alternativas al trazado del tendido aéreo, aunque aseguró que "no se va a parar hasta encontrar una fórmula que resuelva las necesidades energéticas a través del respeto absoluto a las cuestiones medioambientales".

Resaltó que el papel del Gobierno es satisfacer el interés de los ciudadanos, porque el Ejecutivo "no está interesado en adoptar decisiones en contra de la mayoría social" y expuso que ésta ha sido oída.