Nacional
LO ÚLTIMO:
El hombre que echó ácido a su exnovia viajó de Italia a Tenerife solo para agredirla leer

Unos 200 mil manifestantes tomaron Santiago para protestar por la catástrofe del "Prestige"

Los participantes en la mayor marcha de protesta en la historia de Galicia denunciaron la improvisación de las autoridades y exigen la declaración de zona catastrófica. Ni la lluvia ni el frío pudieron con una ciudadanía que expresó el malestar y la tristeza que invade a todo un pueblo.

AGENCIAS, Santiago
2/dic/02 20:22 PM
Edición impresa

Santiago de Compostela fue escenario ayer de la mayor manifestación celebrada durante la democracia en Galicia. Unas 200 mil personas, según la policía local participaron en la maecha convocada por la plataforma ciudadana "Nunca Máis" para protestar por la actuación de las administraciones en la catástrofe del "Prestige" y exigir medidas para garantizar que no se repitan situaciones de este tipo.

Ni la lluvia ni el frío echaron atrás a personas de todas las edades, clase social y procedencia que al mediodía se concentraron en las inmediaciones de la Alameda de Santiago, llegados a la ciudad en turismos y autocares. Desde allí, en perfecto orden, portando pancartas y gritando lemas referentes a la actuación de los responsables de la Xunta y el Gobierno, recorrieron las calles de la capital gallega hasta la plaza del Obradoiro, escenario que se quedó pequeño para albergar al gentío.

El escritor Manuel Rivas leyó un comunicado con el que la plataforma comportante denunció las responsabilidades políticas del Gobierno "por su insuficiencia e irresponsabilidad" a la hora de acometer medidas ante la marea negra y "por no saber impedir que el accidente tuviera las peores consecuencias". También reclamó que Galicia sea declarada zona catastrófica por parte del Estado y de la Unión Europea.

Con la segunda marea anegando ya diversos puntos del litoral de la costa de la Muerte, la manifestación se cerró con un llamamiento unánime para que "nunca más se desprecie Galicia y se escuche este SOS de un pueblo cansado de sufrir" momentos críticos como el que se vive en la comunidad durante las últimas semanas.