Tenerife Norte

El Ayuntamiento silense gana el contencioso que ha retrasado la vía de circunvalación

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias da la razón al Consistorio e impide la impugnación del convenio de obras solicitada por uno de los dueños de los terrenos afectados. Aunque aún cabe un nuevo recurso, la Corporación local ocupará la parcela en breve por creerse respaldada.

EL DÍA, Los Silos
3/dic/02 18:32 PM
Edición impresa
EL DÍA, Los Silos

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), emitida recientemente, rechaza el recurso interpuesto por el propietario de la parcela contra el acuerdo del Ayuntamiento y el resto de dueños de los terrenos afectados que aprobaba el trazado de la vía de circunvalación de Los Silos.

El recurrente consideraba ilegal el convenio de obras y reclamaba la suspensión de la carretera hasta que se resolviera esta cuestión. Los trabajos, sin embargo, comenzaron a principios del año 2000 y han continuado en gran parte hasta ahora, aunque con un considerable retraso y sin que se haya podido intervenir en la parcela de la discordia.

La decisión de la sala respalda las tesis del gobierno local (CC) y desatasca el proyecto, si bien aún cabe un nuevo recurso por parte del residente. Pese a esto, y según señalaron ayer a EL DÍA fuentes del Consistorio, la Corporación local considera que la sentencia le ampara en su decisión de ocupar los terrenos en el menor plazo posible, en cumplimiento del expediente de expropiación abierto. De hecho, hace unos días citó al propietario para que firmara los documentos necesarios para la ejecución de los trabajos, aunque no se presentó. En breve, repetirá la comunicación y, de repetirse su ausencia o de presentarse un posible recurso, el gobierno local ocupará los terrenos y tratará de acabar las obras.

La creación de la vía ha sido financiada en gran parte por el Cabildo insular. Tras varias modificaciones, el presupuesto se ha elevado a 1,5 millones de euros. La mayoría de tramos de la carretera están terminados o a punto de concluir, con la salvedad del terreno del contencioso y otros trabajos.