Sucesos

Se fugan 12 menores del Centro de Atención Inmediata de La Cuesta tras una revuelta

Los internos se levantaron en pie de guerra, al parecer debido a las duras medidas de disciplina en el centro. Cuando las primeras dotaciones policiales llegaron al lugar se encontraron con que había numerosas ventanas destrozadas, puertas forzadas y los cristales habían desaparecido.

EL DÍA, S/C de Tenerife
3/dic/02 9:53 AM
Edición impresa

Un revuelta protagonizada el pasado sábado por un grupo de menores internos en el Centro de Atención Inmediata sito en La Cuesta (La Laguna), acabó con doce internos fugados, los cuales fueron encontrados a lo largo del día siguiente por distintas patrullas de la Policía Local de la Capital tinerfeña cuando deambulaban por la ciudad sin rumbo conocido, según confirmaron a EL DÍA fuentes policiales.

La revuelta, cuyo origen al parecer se debió a las duras medidas disciplinarias existentes en el centro, según confirmaron los primeros menores detenidos por la Policía Local, causó numerosísimos destrozos en el CAI, ya que cuando las primeras dotaciones policiales llegaron al lugar hallaron puertas y ventanas rotas y los cristales hechos añicos. Las primeras dotaciones policiales que llegaron al lugar fueron de La Laguna, junto a un radiopatrulla del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Aguere, al mismo tiempo que el director del centro ponía los hechos en conocimiento del Fiscal de Menores.

Entretanto, la Policía Local de Santa Cruz recogía entre las 16:00 horas y las 24:00 horas del sábado a doce menores. Junto a la estación de servicios de Tío Pino hallaron a los dos primeros, que fueron los que pusieron en conocimiento de los funcionarios lo que había ocurrido en el centro.

A las 18:00 horas, otra patrulla, alertada de lo sucedido, localizaba a otros tres menores cuando deambulaban por la confluencia de las calles Teobaldo Power con Pérez Galdós.

Seguidamente, otra menor era reconocida cuando se hallaba en la estación de guaguas, mientras que el último de los evadidos fue localizado rozando la medianoche en la Avenida de Anaga. Todos ellos fueron reintegrados al centro, tras previamente poner los hechos en conocimiento del Fiscal de Menores.