Vivir
LO ÚLTIMO:
Hallan el submarino argentino ARA San Juan leer

Rafael Díaz niega que el SCS haya ocultado datos sobre las listas de espera

El consejero sostiene que el Defensor del Pueblo no ha dirigido aún a las autonomías comunicación oficial alguna sobre su polémico informe y cifró la mejora del plan del Gobierno contra este problema en un 34 por ciento con respecto a principios de este mismo año.

EL DÍA/AGENCIAS, S/C de Tenerife
3/dic/02 20:24 PM
Edición impresa

El consejero de Sanidad y Consumo del Gobierno de Canarias, Rafael Díaz, reconoció ayer que "las listas de espera en el Archipiélago necesitan un impulso importante", pero aseguró que el Servicio Canario de Salud (SCS) no ha ocultado información alguna al respecto, "ya que los datos del defensor del pueblo son los que le ha proporcionado el propio SCS", añadiendo además que aquél "no nos ha dirigido aún ninguna comunicación oficial sobre su informe".

Díaz salía así al paso, durante la inauguración de la nueva unidad de diálisis del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, de la polémica suscitada por el informe presentado por la citada instancia, que sitúa a Canarias a la cola del Estado en prestaciones sanitarias y listas de espera. El consejero indicó que, para hacer frente a las cifras, se ha impulsado el reciente plan de abordaje de listas de espera, "por el que se atenderán las operaciones quirúrgicas de más de seis meses", previsión que "ya está dando frutos", y cuya mejora respecto a principios de este mismo año cifró en un 34 por ciento.

Sin homogeneidad

Rafael Díaz afirma que "no existe homogeneidad entre comunidades respecto al tratamiento de los datos, por lo que podemos aparecer con cifras que no se corresponden realmente con las de otras autonomías que siguen tratamientos distintos". Situó las causas del problema en el envejecimiento de la población canaria y en que en España, por la financiación estatal, "tenemos un gasto per cápita en relación con el PIB de los más bajos de Europa, por lo que todas las comunidades reclaman más financiación".

Asimismo, Díaz aseguró que "no habrá problemas para que a partir del 1 de enero los diabéticos tengan su tira reactiva, e incluso los trámites administrativos se verán disminuidos en el caso de que las tiras se dispensen en los centros de salud".

Por su parte, la ministra de Sanidad, Ana Pastor, declaró ayer que su departamento está ultimando un decreto sobre "reglas mínimas que todos tendremos que guardar con respecto a las listas de espera". Además, "vamos a presentar a lo largo de este mes al Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, que incluye medidas también para hacer frente al problema de las listas", aseguró Pastor, añadiendo que dicho anteproyecto "garantiza el derecho a un sistema de salud de calidad con un acceso equitativo".

Por otro lado, la portavoz de Sanidad del grupo socialista, Matilde Valentín, dijo que el informe demuestra un "fracaso estrepitoso de la Sanidad del PP". Según Valentín, hay miles de personas, dice el informe, en espera de pruebas diagnósticas, intervenciones quirúrgicas y consultas con especialistas sin que "el Gobierno los haya incluido en ningún registro", por lo que considera que "ocultar datos es una desvergüenza".

Reacciones sindicales

La secretaria general de la Federación Estatal de Sanidad de CC OO, María José Alende, consideró ayer que las listas de espera se producen porque existe un "déficit" de buena gestión de los recursos sanitarios, pese a que el sistema tiene "potencial suficiente" para mejorarla. Alende dijo que aunque las listas de espera quirúrgicas son "las que más venden", en realidad las diagnósticas generan mayor angustia en la población. Por su parte, la Federación de Salud de IC solicitó ayer que el Parlamento Canario tramite la reprobación de Rafael Díaz", ya que el informe del defensor del pueblo "confirma el fracaso de la gestión y el gran fraude que han supuesto cada uno de los informes elaborados por el actual equipo responsable del Servicio Canario de Salud y el consejero de Sanidad".