Sucesos
LO ÚLTIMO:
El hombre que echó ácido a su exnovia viajó de Italia a Tenerife solo para agredirla leer

Desarticulado un grupo organizado dedicado a estafas con medios de pago

Estaba integrado por cinco personas, tres argelinos y dos polacos, quienes cometieron un fraude por valor de 285 mil euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
4/dic/02 9:53 AM
Edición impresa

Un grupo de delincuentes organizado dedicado a las estafas con medios de pago fue desarticulado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría Provincial de Santa Cruz de Tenerife y que se saldó con cinco personas, tres argelinos y dos polacos, los cuales cometieron un fraude de unos 285 mil euros (más de 47 millones de pesetas), según informó el gabinete de Prensa.

La investigación la comenzó la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) como consecuencia de diferentes denuncias interpuestas por turistas extranjeros, por la sustracción de tarjetas de crédito, documentaciones y otros efectos, en la mayoría por robos o hurtos en el interior de vehículos, lo que facilitó la desarticulación del grupo.

Los detenidos fueron identificados como I.G.A., y M.C.A., de 27 años; A.H., de 35; S.M.F., de 26 y A.B., de 30. Los dos primeros, propietarios de sendos establecimientos, en connivencia con el resto del grupo, autores de los robos simulaban los "pases" de tarjetas y procedían a su "vaciado", es decir comenzaban con cantidades pequeñas hasta llegar al disponible del crédito, en pases consecutivos por el datáfono, sin adquirir mercancía alguna, para luego repartirse el total recaudado de acuerdo a los porcentajes previamente acordados.

A.B., considerado policialmente como el cabecilla del grupo negoció con el propietario de un establecimiento investigado, acordando un reparto de un 30% para el empresario y resto para los "pasadores" de la tarjeta.

En los registros domiciliarios efectuados se intervinieron 24 teléfonos móviles, numerosas documentaciones y una importante cantidad de dinero en divisas.

Los detenidos y los efectos intervenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.