Tenerife

El PSC presenta querella contra varios cargos de CC por "injurias y calumnias"

La denuncia responde a las manifestaciones realizadas por Ricardo Melchior, José Manuel Bermúdez, Dulce Xerach y Ana Oramas, acusando a los líderes socialistas de ser los incitadores de las supuestas agresiones sufridas por miembros de CC durante la manifestación celebrada el 23 de noviembre.

EL DÍA, S/C de Tenerife
5/dic/02 12:10 PM
Edición impresa

El Partido Socialista Canario presentó ayer dos querellas ante los Juzgados de Santa Cruz de Tenerife, una por los delitos de injurias y calumnias, y otra de protección al honor y a la imagen, contra Ricardo Melchior Navarro, José Manuel Bermúdez Esparza, Dulce Xerach Pérez y Ana María Oramas González-Moro, miembros de Coalición Canaria.

Así lo anunció el letrado de los socialistas en Tenerife, Gustavo Matos, quien argumentó que la interposición de estas denuncias responde a las manifestaciones realizadas por los dirigentes de ATI-Coalición Canaria aparecidas en distintos medios de comunicación, donde se acusó a representantes del PSC tinerfeño de haber actuado como incitadores de las supuestas agresiones que se produjeron el pasado 23 de noviembre, durante el transcurso de la manifestación convocada contra la instalación del tendido aéreo de alta tensión sobre Vilaflor.

El letrado sostiene que tales imputaciones "son falsas, infundadas e inciertas y se realizaron con ánimo difamatorio" y, al respecto, el comunicado de los socialistas precisa que en una entrevista concedida por el presidente del Cabildo tinerfeño a la Televisión Canaria el pasado 28 de noviembre, Ricardo Melchior responsabilizó directamente a los líderes del PSC presentes en la manifestación, a quienes acusó de ser los incitadores de las supuestas agresiones, además de señalarlos como autores del lanzamiento de objetos hacia su persona y al resto de dirigentes de CC.

La nota añade que, durante la entrevista, el periodista preguntó a Ricardo Melchior si era consciente de la gravedad de sus afirmaciones, a lo que éste respondió que, efectivamente, no sólo era consciente de ellas, sino que se ratificaba en su aseveración de que altos dirigentes del PSC habían sido los claros incitadores de tales agresiones.

La querella presentada contempla, además, que "el mismo día en el que tuvo lugar esta entrevista, y siguiendo una estrategia claramente diseñada y preconcebida, se convocó una rueda de prensa en la que José Manuel Bermúdez (vicepresidente del Cabildo) se dirigió a los medios de comunicación en términos similares a los empleados por el señor Melchior".

Tales manifestaciones se reflejaron en los periódicos de ámbito provincial, que reprodujeron en sus páginas frases literales como "el PSC justifica la violencia y la provocación", así como que "algunas personas muy ligadas al PSC estaban perfectamente compinchadas para actuar como actuaron".

Según manifiesta Gustavo Matos, "estos hechos revisten los caracteres típicos de un delito de calumnias e injurias", previstos y penados en los artículos 205 y 206 del vigente Código Penal, así como 208 y siguientes del mismo texto legal.

La sombra de Paulino Rivero

Santiago Pérez declaró que las acusaciones de Melchior y otros miembros de CC se produjeron "casi una semana" después de los incidentes, y añadió que durante las presuntas agresiones reconocieron que el servicio de seguridad del PSC y dos concejales de este partido en La Laguna "les sacaron de la situación embarazosa".

El secretario general del PSC tinerfeño opinó que "en el trasfondo está Paulino Rivero, presidente de Coalición Canaria, que no se ha retratado".