Actualidad
LO ÚLTIMO:
Ocho aeronaves trabajan en un incendio en Sierra de la Culebra (Zamora) leer

El PP insiste en la vigencia de la Carta Magna frente a proyectos soberanistas

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Enrique Villar, aseguró ayer en un acto celebrado con motivo del aniversario de la Constitución, que el ejecutivo central hará todo lo posible para que esta comunidad autónoma no se convierta en un coto privado de los nacionalistas.

EFE, Madrid
6/dic/02 14:09 PM
Edición impresa

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Enrique Villar, arremetió ayer contra el plan del lehendakari de buscar la libre asociación de Euskadi al Estado y advirtió de que "el Gobierno español adoptará las medidas necesarias para que el País Vasco no se convierta en un coto privado de los nacionalistas".

El delegado del Gobierno ofreció una recepción a autoridades militares y civiles, con motivo de la conmemoración hoy del XXIV Aniversario de la Constitución Española, a la que también asistieron representantes políticos del PP y de UA.

Villar inició su discurso recordando que la aprobación de la Constitución hace veinticuatro años fue "fruto del consenso y del diálogo democrático", que aglutinó a diferentes tendencias, y recordó que "fuera del amparo de la Constitución y del Estatuto sólo cabe división, enfrentamiento, quiebra, inseguridad y aislamiento".

En este sentido, el delegado del Gobierno rechazó la propuesta del lehendakari de buscar un pacto de libre asociación de Euskadi al Estado y aseguró que, "ante la ensoñación xenófoba de una Euskal Herria tan virtual como falaz, solo cabe una respuesta para garantizar la salvaguarda del Estado de Derecho: Constitución y Estatuto".

Acusó a las fuerzas nacionalistas de haber organizado una estrategia "común" cuyo fin último es la "independencia" y les advirtió de que "no vamos a permitir a aquellos que se rigen con patrones excluyentes que nos impongan su credo fundamentalista; no cederemos jamás al chantaje, ni al terrorista, ni al institucional", afirmó.

"Un club privado"

En opinión de Villar, Ibarretxe tendría que haber empezado por preguntar al resto de los españoles "si estarían dispuestos a asociarse a un club donde se les prohibiría la entrada" y recordó que "la soberanía reside en el pueblo español".

No obstante, el delegado del Gobierno pidió "tranquilidad" y anunció que "el Gobierno español adoptará, en su caso, las medidas necesarias para que el País Vasco no se convierta en un coto privado de los intereses nacionalistas".

"Estén tranquilos, este Gobierno no va a permitir tanta desfachatez como pretende el actual Gobierno Vasco, y con el simple ejercicio de la Ley y siempre dentro de ella velará por su estricto cumplimiento en el País Vasco, parte querida, muy querida de España", agregó.

Durante su discurso, Villar acusó a PNV, EA y al propio lehendakari de "no querer la derrota del terrorismo" y les reprochó que "desde que en 1998 firmaron con ETA (PNV y EA) un infame pacto, han expedido el llamado carnet de identidad vasco, han fomentado la desobediencia civil incluso desde el Gobierno Vasco y les ha faltado tiempo para salir en defensa de Batasuna".

Por otro lado, la presidenta del Congreso de los Diputados, Luisa Fernanda Rudí, comenzó ayer la lectura ininterrumpida de la Constitución, que se prolongará durante 24 horas con la participación de numerosas personalidades de la vida política, económica, social y cultural española.