Dinero y Trabajo

El BCE baja medio punto el precio oficial del dinero para "eliminar incertidumbres"

El banco emisor colocó los tipos de interés en el 2,75%, sólo un cuarto de punto más que el mínimo histórico del 2,50% de abril de 1999, pero supera aún en 1,5 puntos las tasas de la Reserva Federal estadounidense. La decisión ya había sido descontada por los mercados de divisas.

EL DÍA/AGENCIAS, Tenerife/Fráncfort
6/dic/02 15:47 PM
Edición impresa

El Banco Central Europeo (BCE) redujo ayer en medio punto el precio oficial del dinero. La medida, que habían anticipado los expertos, se considera en círculos financieros como una señal destinada a "eliminar las incertidumbres" que amenazan el crecimiento económico en la eurozona.

La decisión del eurobanco había sido ya descontada por los mercados de divisas, por lo que apenas provocó cambios en la cotización del euro.

El BCE fijó su cambio oficial en los 0,9991 dólares.

Hipotecas más baratas

El presidente del BCE, Win Duisenberg, explicó, en rueda de Prensa, que la primera reducción de las tasas del BCE en trece meses obedece al descenso de las presiones inflacionistas en el área, observado recientemente, y a la desaceleración económica confirmada por las estadísticas comunitarias. Estas previsiones oscilan entre una contracción del 0,2% y una mejora del 0,2% de la economía de la eurozona en el primer trimestre de 2003, y una recuperación que no llegaría hasta la segunda mitad de 2003, con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,8% para el conjunto de este año.

"Las tensiones geopolíticas con potenciales repercusiones para el precio del petróleo, la evolución de los mercados financieros, la desaceleración de la economía mundial y el persistente desequilibrio global son factores negativos para la confianza y perjudican al consumo", dijo Duisenberg. Para 2003, el jefe del BCE pronosticó una caída de la inflación por debajo del 2%, tras advertir de que puede haber una subida pasajera a comienzos de año, un nivel de los precios que se mantendrá invariable más allá de esa fecha. También insistió en la fuerte incertidumbre reinante en los mercados internacionales por la delicada situación geopolítica, en alusión a un posible conflicto militar en Irak. Duisenberg anunció, además, una revisión, aunque no cambios radicales, a mediados del año próximo de los dos pilares actuales en los que el BCE sustenta su política monetaria, especialmente del agregado amplio M3, que mide el crecimiento de la masa monetaria en circulación en la zona. La entidad mantuvo en el 4,5% el valor de referencia del crecimiento de la masa monetaria en los doce países del euro para 2003. Distintos analistas financieros coincidieron ayer en pronosticar que el BCE mantendrá los tipos de interés en el 2,75% durante todo el año 2003, y sólo a final de año podría haber alguna subida "si la demanda interna responde".

La CECU se apresuró a pedir a las entidades bancarias que trasladen cuanto antes el recorte de 0,50% puntos a los usuarios con hipotecas a tipo variable.