Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
PP, PSOE y Cs se unen para suprimir los aforamientos, pese a las diferencias leer

Una sangrienta incursión israelí en Gaza causa la muerte de diez palestinos

Al menos dos mujeres y una niña de 11 años se cuentan entre las víctimas de la operación militar, que también causó, al menos, una veintena de heridos. Por otra parte, en el sur de Líbano dos personas murieron al estallar una bomba al paso de su vehículo.

EFE, Gaza
7/dic/02 20:32 PM
Edición impresa

Una sangrienta operación militar israelí en la Franja de Gaza, en la que murieron diez palestinos y al menos veinte resultaron heridos, convirtió la celebración del fin del Ramadán en una nueva jornada de luto en los territorios ocupados.

Al menos dos mujeres y una niña de 11 años se cuentan entre las víctimas de la sangrienta incursión. Las tres formaban parte de una misma familia cuyo edificio recibió el impacto de un cohete disparado desde un helicóptero israelí.

La incursión coincide con la fiesta Id-El Fiter, que marca el fin del mes de ayuno del Ramadán, convirtiéndola en una nueva jornada de violencia y destrucción.

El Ejército suele usar en los territorios palestinos cohetes sin cargas explosivas, pero en este caso se trató de uno con una cabeza de combate con un amplio radio destructivo.

"Corrí con mis hijos al lugar de los hechos, estaba todo destruido, yo personalmente saqué a dos personas mientras un helicóptero disparaba sus ametralladoras contra nosotros, era muy difícil moverse", relató Hasán Safi, de 49 años y quien vive a tan sólo 300 metros de la vivienda destruida.

Fuentes palestinas dijeron que cinco de las diez víctimas son de la misma familia, a la vez que aseguraban que todos los muertos son civiles.

Entre los más de veinte heridos hay varios menores de edad, y cinco se hallan en estado grave, según fuentes hospitalarias de Gaza.

Incidente en Líbano

Dos ciudadanos libaneses murieron ayer al hacer explosión una bomba al paso del vehículo en el que viajaban por el sur del Líbano, informó la Policía en Beirut.

Los fallecidos, Ramzi Nahra y su sobrino Eli Isa, quedaron destrozados por una bomba con cinco kilos de explosivo que estalló cuando circulaban en un automóvil por la aldea sureña de Ibn Al Zaki.