Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El abogado del 'rey del cachopo' dice que se declara "inocente" leer

Los Rodeos: estreno sin sorpresas

La nueva terminal del aeropuerto Tenerife-Norte cumplió ayer su primer día de actividad sin excesivos problemas operativos. Las carencias del edificio no afectan tanto a los usuarios, como a los trabajadores de las compañías aéreas, que se quejan de no contar con aparcamientos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
10/dic/02 12:10 PM
Edición impresa

La nueva terminal del aeropuerto de Los Rodeos cumplió ayer su primer día de actividad sin excesivos problemas operativos, justamente una semana después de su inauguración oficial a cargo del ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos.

El final del puente de la Constitución se prometía como una dura prueba en el estreno de unas instalaciones que precisan de un alto nivel de coordinación para su correcto funcionamiento.

No obstante, a media mañana, los trabajadores de la nueva terminal parecían haber superado el compromiso con bastante solvencia y los usuarios no encontraban demasiados problemas para acostumbrarse a la misma.

Poco después de las diez de la mañana, cuando los vuelos despachados todavía no llegaban a la docena, la normalidad ya impregnaba cada pasillo y sala de espera.

Ello no quita, sin embargo, para que el de ayer fuera un día diferente para todo el que se acercó a Los Rodeos, especialmente para los que tendrán que pasar muchos días entre sus paredes.

La curiosidad de los usuarios y la inquietud de los trabajadores por que todo transcurriera normalmente hizo que nadie permaneciera ajeno a lo que pasaba alrededor.

No hubo problemas que reseñar en los mostradores de facturación. Como se había denunciado días atrás, las deficiencias se concentraron de puertas adentro.

Los representantes de los trabajadores de las compañías aéreas volvieron a quejarse de que varias cintas transportadoras de equipajes no están a la altura adecuada, haciendo que las espaldas de los operarios acaben el día más doloridas de lo habitual.

Además, el olvido de no haber reservado aparcamientos específicos para ellos hizo que la mayoría tuviera que estacionar frente a las antiguas terminales y hacer a pie los 500 metros que ahora les separan del trabajo. Si no se solventa antes, ese problema llevará a los 400 trabajadores afectados a concentrarse el día 19 en señal de protesta.