Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los alcaldes se adhieren a la petición de una terminal nueva para el Tenerife Sur leer

El ICM creará centros comarcales de información para mujeres maltratadas

La directora del instituto, Rosa Dávila, informó de que el proyecto persigue ofrecer asesoramiento específico, como el jurídico y el psicológico, y terapia a las víctimas de la violencia de género, quienes el próximo año contarán también con un teléfono de información durante las 24 horas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
10/dic/02 20:40 PM
Edición impresa

El próximo año se crearán 27 centros comarcales de información para las mujeres maltratadas, según destacó a EL DÍA la directora del Instituto Canario de la Mujer (ICM), Rosa Dávila.

Este proyecto tiene sus orígenes en el programa de prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres, gracias al cual se suscribirán acuerdos de cofinanciación con los cabildos para poner en marcha los citados centros, que estarán a cargo de loa ayuntamientos.

Rosa Dávila explicó que los centros comarcales de información proporcionarán asesoramiento específico (como jurídico o psicológico) y terapia a las mujeres víctimas de la violencia. "Esto - añadió - va a ser fundamental para todo lo relativo a la prevención y para que sean más eficaces las actuaciones de todas las instancias, implicando a los ayuntamientos en la lucha contra los malos tratos, lo que repercutirá en la normalización de la vida de las mujeres".

En Tenerife se contará con diez centros comarcales de información que actuarán en las diferentes localidades agrupadas de la siguiente manera: Santa Cruz; La Laguna, Tegueste y El Rosario; Tacoronte, El Sauzal, La Matanza, La Victoria y Santa Úrsula; Puerto de la Cruz, La Orotava y Los Realejos; San Juan de la Rambla, La Guancha e Icod; Garachico, El Tanque, Los Silos y Buenavista; Candelaria, Arafo, Güímar y Fasnia; Arico, Granadilla y San Miguel; Arona y Vilaflor, y Adeje, Guía de Isora y Santiago del Teide.

Avances importantes

Dávila destacó que en este año que acaba "se han dado pasos fundamentales, aunque quizá la repercusión en la población no haya sido grande. En 2002 hemos aprobado el programa para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, y se han acordado con los cabildos los convenios para la cofinanciación de la red de recursos alojativos y centros comarcales de información".

También indicó que se está creando una red equilibrada en toda Canarias y apoyando un trabajo que realizaban hasta ahora los ayuntamientos, sin olvidar los esfuerzos que se dedican a la ley para prevenir y acabar con la violencia contra las mujeres. Además ha sido fundamental la negociación del decreto de transferencias de competencias a los cabildos. "Un año - prosiguió - importante en que se ha dado un salto cualitativo y cuantitativo tanto en el trabajo para que haya uniformidad en los servicios como para que sea equilibrado en virtud de las necesidades de cada Isla".

El gran objetivo que se persigue y en el que se trabaja es tener una red informática con los servicios del ICM, de manera que se tenga la información actualizada de la situación de las mujeres para dar una atención más eficaz.

A partir de enero de 2003, el Instituto Canario de la Mujer quiere poner en marcha un teléfono de información durante las 24 horas del día, que no sólo sirva para recibir la llamada, sino para derivar el problema planteado a los centros comarcales y que se reciba una atención especializada por parte de profesionales formadas en la materia de atención a las mujeres víctimas de la violencia.

Rosa Dávila señaló que está muy feliz de todo lo que se ha logrado hasta ahora, como es el caso del trabajo llevado a cabo con los siete cabildos insulares.

"Echar a andar"

El gran reto para el próximo año es también poner en marcha el convenio con los colegios de abogados y así poder tener un servicio gratuito de asesoramiento jurídico para las afectadas.

"Tenemos - explicó la directora del ICM - la máquina amarrada administrativamente y ahora hay que echarla a andar".

El año 2002, según apuntó Rosa Dávila, "pasará a la historia como un período de tiempo importante de compromiso político de todos los partidos e instituciones. Un año en que la sociedad comenzó a despertar y a señalar la violencia contra las mujeres como un problema social que nos incumbe a todos".