Venezuela
LO ÚLTIMO:
El TSJC se inhibe en el caso Grúas y lo devuelve al juzgado de La Laguna leer

Canarias, hilo directo con Caracas

El Ejecutivo canario pone en marcha un plan de comunicación permanente para recabar todos los acontecimientos que se sucedan y que puedan afectar a la colonia isleña.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife/Caracas
11/dic/02 20:42 PM
Edición impresa

La Dirección General de Acción Exterior y Cooperación del Gobierno canario ha puesto en marcha un plan de comunicación permanente para recabar información de todos los acontecimientos que se sucedan en Venezuela y que puedan afectar a la colonia canaria en este país.

En una nota de este departamento se informa de que se está en contacto permanente con los diferentes centros canarios en Venezuela, quienes han suspendido todas las celebraciones navideñas previstas debido la crisis por la que atraviesa ese país.

La presidenta de Hogar Canario Venezolano, Pilar Amaya, señala en la nota que existe una situación de "zozofra" entre la comunidad canaria, que apenas ha acudido a los centros durante el fin de semana.

El director general de Acción Exterior y Cooperación, Efraín Medina, indica que también mantiene contactos con las autoridades consulares en Caracas y señala que las peticiones de información requeridas a la oficina institucional del Gobierno de Canarias han aumentado.

Medina confía en que la calma y la tranquilidad vuelvan a Venezuela por vías pacíficas y democráticas porque, señala, "han sido muchas las familias canarias que han labrado su futuro en Venezuela afectándonos profundamente cualquier inestabilidad que se suceda en el país hermano".

Condena

Cuando Venezuela se aboca al décimo día de paro activo nacional que ha conseguido paralizar la práctica totalidad del país, el Gobierno del presidente Hugo Chávez movilizó a sus simpatizantes contra los medios de comunicación de la oposición, a quienes acusa de promover un golpe, y denunció la inminencia de un "pronunciamiento militar".

"Golpistas, digan la verdad", "Mentirosos" gritaban desde los megáfonos grupos de chavistas que el lunes rodearon canales de televisión y radio en varias ciudades del país. En una maniobra casi simultánea, tomaron el canal TVS de Maracay, en el centro del país; los canales de la capital Radio Caracas de Televisión; Globovisión, cuya recepción quedó destruida por piquetes; Venevisión y Televen.

César Gaviria, secretario general de la Organización de Estados Americanos, denunció las acciones de intimidación y expresó "enérgica condena a tales actos que ponen en grave riesgo la libertad de expresión en Venezuela". El Gobierno, sin embargo, las justificó. "Miles de venezolanos se agolparon a las puertas de Radio Caracas Televisión y Globovisión en protesta ante la actitud golpista, la censura y la campaña de terrorismo a la que están sumados los medios de Venezuela", señalaba en un comunicado.

La Iglesia

A las condenas de la oposición y de Gaviria, que está en Venezuela desde el 8 de noviembre tratando de mediar en la crisis política cuya solución parece ahora más difícil, y más insostenible para Chávez, se sumaron el embajador estadounidense Charles Shapiro y el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Baltazar Porras. El prelado convocó a la ciudadanía a "mantenerse firmes" ante lo que señaló como "violencia organizada, que siembra terror, pánico y que daña no sólo bienes materiales sino a la vida" y denunció amenazas contra su persona. "Pidieron mi muerte", dijo.